27 enero 2014

Microsoft seguirá dando soporte a Windows XP en sus soluciones de seguridad


Todo producto y/o servicio tienen un ciclo y justo cuando el ciclo de Windows XP llegaba a su fin Microsoft decidió dar un paso atrás en su abandono al soporte de Windows XP. La compañía estadounidense seguirá actualizando sus herramientas de seguridad para este sistema operativo hasta el año 2015, en un intento de facilitar el proceso de migración desde este sistema a otras versiones más recientes de Windows. Hace unos días se publicó un estudio en el que se relataba como una mayoría de las empresas que trabajan con el sistema de la compañía no están preparadas para llevar a cabo el cambio a tiempo, una realidad que puede generar importantes riesgos de seguridad para estas organizaciones.

Si todavía no había escuchado esta noticia, Microsoft tiene proyectado finalizar el soporte técnico a Windows XP el próximo ocho de abril. Tras esta fecha, la compañía ya no seguirá publicando actualizaciones de seguridad para esta plataforma. Este fin del soporte no es tanto un problema para los usuarios, que pueden cambiar con mayor agilidad y sencillez a otros sistemas, como para las empresas. Los procesos de migración de estas instituciones suponen un gran esfuerzo para los profesionales de IT y muy a menudo llevan meses para completarse. Esta lentitud se ha unido a la crisis económica, que ha llevado a alargar estos procesos para ahorrar costes y que provocará que muchas empresas se encuentren con una cuenta atrás a la que no van a poder hacer frente.

Una situación de la que es consciente Microsoft. Quizás por eso, ha decidido hacer una concesión para facilitar esta transición de las compañías. La compañía estadounidense mantendrá el soporte de manera parcial a través de sus soluciones de seguridad específicas, que se actualizarán para hacer frente a las diferentes amenazas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario