31 julio 2012

Los smartphones también sufren por la crisis económica

Si los decepcionantes resultados trimestrales de Apple son algo para tener en cuenta, la industria mundial de teléfonos inteligentes es mucho más vulnerable a las recesiones económicas estos días que durante la crisis financiera de 2008-2009. En los mercados desarrollados, casi todas las personas ya poseen un teléfono inteligente.

En los mercados emergentes, las tasas de penetración son mucho más bajas, pero los teléfonos baratos, que cuestan menos de US$ 100, están apretando los márgenes de beneficio.

No fue este el caso durante la última recesión, cuando el iPhone, de Apple, y Android, de Google, estaban todavía en pañales. La demanda de teléfonos avanzados se mantuvo firme incluso cuando las ventas de otros aparatos electrónicos bajaron porque los consumidores sentían que valía la pena hacerse con un dispositivo con mucho que aportar –pantallas táctiles, correo electrónico y navegadores web.

Sin un avance tecnológico como las pantallas táctiles –que se hicieron populares por primera vez con el iPhone en 2007- la gente tiene menos prisa por cambiar su teléfono, dijeron analistas. Esto se hizo más evidente para Apple con los resultados trimestrales de junio, que mostraron un mayor impacto de la crisis de deuda europea de lo que Wall Street esperaba.

“La economía está teniendo un impacto en todos los bienes electrónicos. Incluso Apple, que desafió la gravedad en la última recesión, ahora no está escapando”, dijo el analista Daniel Ernst, de Hudson Square Research.

Los usuarios de teléfonos avanzados, que habitualmente cambian de teléfono cada 18 ó 24 meses, están ahora haciéndolo unos tres meses más tarde de lo normal, según la analista Carolina Milanesi, de Gartner. “Los motivos para cambiar de teléfono son menos urgentes”, dijo.

En general, las ventas de teléfonos avanzados crecieron un 32% durante el segundo trimestre de 2012, el ritmo más lento desde 2009, cuando se produjo un aumento del 16%, según Strategy Analytics. La empresa de investigación pronostica que el crecimiento en las ventas de estos dispositivos se desaceleraría a un 40% en 2012 frente al 68%o de 2011 y aún más, a un 23%, en 2013.

Los analistas dicen que la demanda de los mercados emergentes prestará apoyo al envío de teléfonos inteligentes incluso si la economía mundial empeora, pero una oferta creciente de dispositivos a menor precio de vendedores como Huawei Technologies y ZTE presionará los precios incluso si la economía mejora.

La popularidad del iPhone y el Galaxy SII, de Samsung Electronics, dará a estas empresas un cierto aislamiento en la fijación de precios, dijeron analistas. Pero podría haber mucha más presión en la reducción de precios por parte de los vendedores de teléfonos avanzados como LG Electronics, HTC, Nokia y el fabricante de la BlackBerry, Research In Motion.


No hay comentarios:

Publicar un comentario