27 diciembre 2011

Consejos para protegernos de los peligros presentes en la red de Internet

Navegar por la red de Internet sin duda alguna se ha convertido en una actividad muy atractiva, ya sea por las posibilidades de esparcimiento que nos ofrece, o por las diferentes alternativas para encontrar la información que necesitamos, sin embargo es importante tomar en cuenta que existen peligros presentes en la red y debemos tomar precauciones cuando navegamos para evitar sustos mayores.

Los ladrones no sólo ingresan a nuestras casas o nos roban en la calle, también están presentes en Internet. Por ello y para evitar que seamos víctimas de robos en Internet nos interioricemos una serie de pautas a la hora de interactuar en la red de redes.

Datos que debemos tomar en cuenta:

Ultima mente en nuestro medio hemos recibido en nuestros correos electrónicos mensajes de empresas o instituciones que nos piden actualicemos nuestros datos. Primero ninguna empresa o entidad seria le solicitará información de carácter personal o contraseñas por correo electrónico. No debe responder a ninguna petición de información de estas características. Lo que se pretende con estas peticiones es conseguir acceso a sus datos personales o bancarios para usarlos de forma fraudulenta. No caiga en el engaño. Si tiene dudas llame a la entidad directamente para preguntarle si están pidiendo esos datos.

No introduzca nunca sus datos en una página a la que ha accedido haciendo clic en un enlace incluido en un mensaje de correo electrónico. Se puede falsificar, con mucha facilidad, este enlace y enviarle a una página que no tenga nada que ver con la que quería visitar.

Para acceder a páginas web de entidades financieras teclee siempre la dirección de la entidad directamente en la barra de direcciones de su navegador, no acceda a ellas a través de un buscador o un enlace en otra página. Esta es la única forma de estar completamente seguros de que navegamos a la página de la entidad. Muchas veces hacen copias muy parecidas a la de nuestro banco para que caigamos en el engaño.

Evite acceder a su banco o correo electrónico desde computadoras públicas, compartidos o de dudosa seguridad. En estos casos, lo recomendable es asegurarse de que tiene un antivirus comercial con protección de Internet

Use siempre contraseñas de al menos 8 caracteres y que contengan algún número. Una contraseña corta o fácil de adivinar es como tener en casa una cerradura que todas las llaves pueden abrir. Evite que sus contraseñas tengan relación con usted, como por ejemplo fechas de nacimiento, de aniversario, nombre de sus hijos, de su mascota o aficiones personales.

Cambie de vez en cuando sus contraseñas por otras completamente diferentes, especialmente las de accesos importantes como a bancos o a correo electrónico.

Compruebe que su antivirus está actualizado diariamente. Un antivirus actualizado puede salvar nuestros datos.

Asegúrese de que su sistema operativo, el navegador de Internet y otras aplicaciones están debidamente actualizadas. Todos los sistemas operativos disponen de herramientas para la su actualización. Revíselo al menos una vez al mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario