01 mayo 2012

Productos de Apple arrasan en China

China, donde las ventas del iPhone se han quintuplicado en un año en el primer trimestre, se ha convertido en un importante mercado para Apple, que ganó 7.900 millones de dólares en ventas entre enero y marzo, una cifra “asombrosa”, según su presidente Tim Cook, lo que significa una triplicación en un año.

En la primera mitad de su ejercicio fiscal (de octubre 2011 a marzo de 2012), Apple obtuvo 12.400 millones de dólares en ventas en China, lo que seguramente le permitirá superar el rendimiento alcanzado en este país a lo largo de 2010-11.

China es el segundo país del mundo detrás de Estados Unidos en términos de demanda de los productos de Apple.

Cook dio su explicación de este crecimiento exponencial durante una teleconferencia celebrada con motivo de la presentación de los resultados trimestrales.

“En China, una cantidad enorme de personas accede a un nivel de ingresos más alto, a la clase media, y esto incrementa la demanda de bienes de consumo”, dijo.

Durante el trimestre, Apple se ha beneficiado del lanzamiento en enero en China del iPhone 4S, dado a conocer anteriormente en otras partes del mundo, y que los consumidores chinos esperaban con impaciencia. Además, las ventas del nuevo teléfono inteligente se beneficiaron en marzo de un nuevo acuerdo de distribución con el operador China Telecom.

Secretos del éxito chino

Clave

El secreto es la capacidad de diseñar productos para el mercado global, dijo el analista Michael Gartenberg.

Presencia

Demuestra que no es un fenómeno sólo de EEUU.

Hay una expansión constante

Los productos de Apple están actualmente en unos 11 mil puntos de venta en China, cifra que se prevé duplicará en dos años.

“Está claro que Apple está invirtiendo fuertemente en el mercado chino”, dijo el analista Stephen Baker, de NPD.

Mientras muchos grupos de internet como Google y Yahoo! luchan para imponerse en China debido al estricto control que ejercen las autoridades sobre el flujo de información, empresas como Apple tienen la ventaja de vender equipos y no están sujetas a tales restricciones.

Símbolo de estatus, los dispositivos de Apple se comercializan a un precio mínimo de 800 dólares (mucho más caros que en Estados Unidos), sin descuentos de los operadores a cambio de la suscripción.

Con respecto al software, Apple también logró adaptar sus programas, como iTunes, al mercado local.

“Otras marcas han tenido dificultades para penetrar en el mercado chino con televisores, computadoras o lo que sea”, dijo Stephen Baker, pero “es diferente para Apple”, que logró la lealtad de los consumidores.

Y es difícil imaginar que los chinos estén comprando Apple por patriotismo, incluso si es ahí donde sus productos son fabricados. De hecho, las condiciones de trabajo en Foxconn, subcontratista de Apple, despertaron interés en los medios de comunicación occidentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada