18 abril 2012

Windows 8 ¿empezando una nueva era?

El pasado 29 de febrero, Microsoft lanzó su versión de Windows 8 para presentación previa a cliente (customer preview) .
Hay muchos comentarios y blogs técnicos que pueden hablar al respecto, pero mi intención no es mostrar lo mismo que se puede leer en otros artículos, sino más bien comentar un poco cómo se ve y se aplicaría Windows 8 en nuestro contexto, es decir, en Bolivia.

¿Por qué Windows 8… tan pronto?

Empecemos por partes: el Windows XP, que seguramente es el sistema operativo más conocido en nuestro medio, ya que donde quiera que uno vaya, en general, ve un Windows XP, está empezando ya a ceder terreno frente a Windows 7, que es la última versión de Sistema Operativo comercial de Microsoft.

Pero, ¿no es muy poco tiempo desde que salió Windows 7, y Microsoft ya pretende lanzar una nueva versión de Windows? Pues... sí y no. El mayor motivo que veo tras esta estrategia es el desafío impuesto por los tablets o tabletas. Es increíble la cantidad de personas que hacen uso de tablets para su día a día. Hace poco tiempo, estuve en Seattle-Redmond (en la sede de Microsoft) y pude observar que la gente realmente está utilizándolos para diversos fines. Por ejemplo, ahí todos tienen servicio de Internet con datos y a grandes velocidades, por lo que un tablet resulta extraordinariamente útil para mantenerse conectado todo el tiempo y poder establecer una conversación o asistir a una reunión importante, sin estar verdaderamente presente en ella, si fuera necesario. Otro ejemplo: vi a una persona en el supermercado que tenía que comprar “algo” para regalar, así que utilizó su tablet para llamar a la esposa, usar vídeo y así, entre ambos (desde lugares distintos), elegir el regalo que les parecía mejor. De nuevo, esto requiere que ambos interlocutores dispongan de un gran ancho de banda (una gran “tubería”) de acceso a Internet.

En nuestro país, al día de hoy, la realidad es muy diferente, ya que no vemos gente con tablets como allá, debido fundamentalmente a dos grandes razones: la primera, es el costo de los tablets; y la segunda, el deficiente servicio de Internet. En efecto, seguramente Existen personas que desean utilizar un tablet para atender esos mismos requerimientos, pero nuestro actual servicio de Internet y ancho de banda son tan pobres que difícilmente podríamos establecer una buena comunicación.

De vuelta al tablet, como la mayoría de los lectores seguramente ya han notado, los tablets que más “suenan” en nuestro medio (y en general en el mundo) corren, como sistemas operativos, el iOS de Apple (usado en los iPads), y las diferentes versiones de Android de Google (ampliamente difundido entre muchos fabricantes) ¿Alguien escuchó hablar de un tablet con Windows? No creo. Ahora bien, no es que no existan. Sí hay, pero comparados con los tablets más populares antes mencionados, los tablets Windows actuales presentan problemas en aspectos como el peso del sistema operativo en memoria, tiempo de vida de la batería, y usabilidad (término muy importante para Microsoft); por lo que no llegaron a ser populares. Esto explica por qué los iPad y las tabletas Android se han apoderado prácticamente de casi todo el mercado consumidor.

En el mercado de los tablets, Microsoft se venía quedando atrás . Y ésa era la urgencia para sacar una nueva versión de Windows que pueda soportar, primero el “Touch Screen” para que sea totalmente amigable a éste, y finalmente que sea liviano en pos del ahorro de batería. Es ahí que los chips ARM (también conocidos como: “toda una computadora en un chip”), son la clave para este fin. Windows 8, desde mi punto de vista de consumidor, apunta a las dos características descritas.

¿Windows 7 tiene algo de malo? No: es un sistema operativo muy estable, seguro y, desde mi punto de vista, uno de los mejores que sacó Microsoft hasta la fecha. Si el lector se pregunta si debería esperar a que Windows 8 salga para instalarlo, mi respuesta es probablemente no: como dije anteriormente, es todo “touch”.

Características

A continuación describiré algunas diferencias notables.

El menú de inicio se ha modificado. Ahora basta presionar en el recuadro inferior izquierdo para obtener la nueva pantalla de inicio:

¿Cuál es el concepto detrás de esto? Antes, presionando el INICIO aparecía un menú de 1/8 de tamaño, donde están las aplicaciones más usuales, y de ahí se navega para poder abrir otro programa. Acá sucede lo mismo. La diferencia es que el menú ocupa toda la pantalla. Cambia el concepto pero en esencia es lo mismo. Si piensa como consumidor de tablet, ¡ esto es mucho mejor!

Otro cambio importante son las aplicaciones “metro” frente a las aplicaciones de escritorio. Esto se refiere a que las aplicaciones “metro” son las que se presentarán al usuario en el menú inicio, y utilizarán las características del sistema operativo para poder desplegarse, contrastando a las aplicaciones anteriores, esto se reconoce porque se puede ver todo un ícono y gráficos atrayentes (y en muchos casos con información actualizada) en los botones de inicio, en lugar de un ícono y texto para las aplicaciones anteriores. Obviamente, no hay muchas aplicaciones “metro” aún, y es por eso que Microsoft está impulsando la comunidad de Windows Metro para que produzca éstos con incentivos muy interesantes. Si ustedes están interesados, pueden buscar un poco de esta información y aprovechar estos incentivos iniciales.

Conclusión

Sólo revisando esas pocas características de las muchas más que traerá Windows 8 (ejemplo: virtualización, mejoras en conectividad, seguridad mejorada, sistema de archivos, administración de cuentas, etc.), no creo que sea el momento de hacer ‘upgrade’, de las computadoras de escritorio actuales, a Windows 8. Más aun considerando que para hacer correr Windows 8
se necesitará nuevo hardware con las características acordes al nuevo sistema operativo. Por tanto, si el lector ya posee un equipo con Windows 7, puede quedarse tranquilo. Si por otro lado tuviera Windows XP, lo mejor sería actualizarse a Windows 7.

Vale recalcar que a Windows XP le quedan alrededor de 700 días antes que Microsoft cierre oficialmente el soporte técnico para este sistema operativo.

Haciendo a un lado las computadoras de escritorio, ¿vale la pena comprar un tablet con Windows 8 cuando se haga su lanzamiento oficial? Definitivamente. Empero, será imprescindible que ocurran cambios en nuestro medio, como por ejemplo una mejora sustancial en la infraestructura de Internet. Sólo de esa manera podremos sacarle el jugo a la tecnología que nos ayuda a poder estar al corriente y al mismo nivel que otras ciudades del mundo.


Links de referencia:

http://www.ibtimes.com/articles/308435/20120303/windows-8-microsoft-ipad-google-android-tablet.htm
http://mikloscari.blogspot.com

6 comentarios: