04 noviembre 2015

Atom y Chapacotrón, robots made in Tarija



En el cuarto piso de bloque A del campus de la Universidad Privada Domingo Savio (UPDS) se encuentra el “Laboratorio de Dexter” chapaco. A diario, un grupo de jóvenes tarijeños se estrujan los sesos, montan y desmontan cables y piezas en pro de la investigación y del desarrollo tecnológico. Fruto de ese trabajo han nacido “Atom” y “Chapacotrón”, dos de los robots que han fascinado al resto del país en el Congreso de Ingeniería de Santa Cruz.:

Atom es un robot robusto de 45 kilogramos que puede llevar a cabo múltiples acciones. “Hemos fabricado algo con mucha fuerza. Puede ser robot de combate a muerte pero también tiene muchas funciones para trabajar dentro de invernaderos como regar o fumigar. Va ser comandado bajo radio frecuencia y también puede servir para apagar incendios para los bomberos. Este robot puede entrar y aguanta altas temperaturas”, explica el artífice de Atom, José Murillo, uno de los alumnos del Centro de Investigación e Innovación Tecnológica de la UPDS. Este instrumento tecnológico, fabricado en un gran porcentaje con material reutilizado, dispone también de una pala mecánica por lo que, si se le dota de una chapa, apunta Víctor Yucra, ingeniero que comanda el centro, puede llegar a levantar hasta 200 kilogramos, una ventaja nada desdeñable para las labores cotidianas de los agricultores.
“Vas con una garrafa y la puedes llevar. En el campo a veces se necesita arrastrar cosas. El campesino para sembrar tiene que llevar las semillas, el abono… Este robot sería apropiado para llevarlo por el campo por su robustez y por la envergadura de sus llantas. Además gira 365 grados”, destaca Yucra.
La idea original de Atom partió de José Murillo, ingeniero industrial, aunque fue construido con la ayuda del resto de los compañeros que componen el centro de investigación y con la orientación del ingeniero Yucra.
“La idea surgió porque dijimos de fabricar algo para el congreso de Santa Cruz. Siempre venían muchos robots de Cochabamba, de La Paz, de Perú y nosotros nunca habíamos presentado uno. Es por eso que preparamos un robot con los compañeros para poder defenderlo”, indica el alumno.
José, de 38 años de edad, retomó sus estudios hace unos años para poder tener un título que acredite todos sus conocimientos. No obstante, desde joven trabajó la imaginación y puso en práctica su curiosidad inventando distintos artilugios caseros .
En Camiri, su municipio natal, empezó a construir coches a pedales para andar por la calle. Luego construyó con sus hermanos un “buggy”, mientras que otro de ellos fabricó una motocicleta con un motor de moto sierra.
“También tengo en proyecto una motoniveladora a pedal que no dio tiempo a acabarla ya que me interesa que sea automatizada. Se trata de una herramienta para el campo que sirve para nivelar terrenos. Estas herramientas hacen que disfrutes trabajando. Comienzas a disfrutar manejando “, señala José a El País En .
Otro de sus muchos planes es crear para su madre un tractor frutillero similar al que usan los vinateros. Ya ha diseñado los planos y ahora solo falta la construcción. “Con poco dinero puedes fabricar muchas cosas”, resalta.
El otro robot tarijeño estrella en la Feria de Ingeniería de Santa Cruz fue el Chapacotrón. En un principio, apunta su creador Mauricio Angulo, está diseñado para ayudar a la búsqueda de personas en caso de desastres naturales como derrumbes de rocas o terremotos debido a su adaptación a terrenos difíciles y a su reducido tamaño.
“Llegué a presentarlo para una materia como proyecto, pero avance un poco más como un prototipo que es controlado por teléfono vía bluetooth, aunque va a seguir avanzando y lo controlaremos a distancia por wifi. A la vez vamos a conectar una cámara digital que va a hacer un streaming directo emitiendo al instante lo que se encuentra el vehículo. Hasta el momento sigue siendo un prototipo pero vamos a terminar haciéndolo más fuerte y más versátil para que pueda introducirse en los terrenos de más difícil acceso”, dice Mauricio.
No obstante, añade el ingeniero Yucra, si bien es un robot acabado, puede participar también en la viña. “Como centro de investigación buscamos hacer cosas que puedan servir a la gente. Ahora estamos tratando de elaborar un nexo esqueleto para ayudar a las personas con dificultades motoras”.
Mauricio, de 21 años, se incorporó al centro de investigación tan solo unos meses atrás. Desde pequeño siempre jugaba con las construcciones de Lego y tenía inquietudes sobre la astronomía y la física. Finalmente se decantó por matricularse en la carrera de Ingeniería de Sistemas, que actualmente se encuentra en el tercer curso.
“Me gusta mucho la programación aunque no pierdo el sueño de estudiar astronomía. Es muy interesante, uno llega a buscar más y más”.
El Atom y el Chapacotron son los robots que han cobrado ahora mayor relevancia, sin embargo, los alumnos del Centro de Investigación e Innovación Tecnológica han desarrollado otros artilugios novedosos.Una procesadora automática de choclo, otra procesadora para productos cárnicos, un embotellador de agua, un brazo mecánico para cortar PVC o un Arturo de Star Wars, son algunos de estos aparatos.
“La gente detiene al robot Arturo e ingresa en la base de datos que le proporciona información del campus y de Tarija, e incluso está preparado para que en un futuro pueda guiar”, subraya Yucra.
Aunque el proyecto estrella, y en el que están concentrando sus esfuerzos los alumnos del centro, va ser un invernadero tecnológico que de implantarse puede revolucionar la agricultura de Tarija.
“Se trata de un invernadero agrícola automatizado inteligente para hacer cultivos que se van a ser autosustentables. En otros lugares pedían 200 mil bolivianos por su elaboración, nosotros lo estamos haciendo con el 25 por ciento de esa cantidad y lo interesante es que está hecho aquí en Tarija. La tecnología está cerca y hoy en día hay material. Hay que poner solo el ingenio”, enfatiza.

Campus 15
Por tercer año consecutivo la Universidad Privada Domingo Savio organiza el evento Campus Technology Bolivia que este año llevara el nombre simplificado de Campus 15. La finalidad de este evento es montar comunidades amistosas de jóvenes profesionales que puedan realizar las presentaciones de trabajos.
“Que puedan compartir entre ellos, crecer en experiencia, armar grupos y poner en común todo lo que es ciencia y tecnología”, puntualiza el ingeniero Yucra, encargado del Centro de Investigación e Innovación Tecnológica.
Campus 15, que tendrá lugar del 4 al 6 de noviembre está dividido en cinco áreas: Campus Conference (conferencias), Campus Science (ciencia), Campus Programming (programación), Campus Business (negocios) y Campus School (presentación de proyectos).
En el evento se impartirán 25 conferencias de distintas temáticas como el área petrolera, industrial, química, ambiental o electromedicina, además de un curso de diseño industrial y tres talleres gratuitos relacionados con la innovación tecnológica.
El evento está dirigido a estudiantes y profesionales que buscan profundizar conocimientos pero también está abierto al público en general que esté interesado en el mundo de la innovación tecnológica.
“Nuestra esencia es hacer tecnología y brindar conocimiento. Es un evento que no tiene fines de lucro sino que el objetivo es crear y desarrollar tecnología”, resalta Yucra.



El desarrollo tecnológico despega en Tarija

Alumnos
Mauricio Angulo y José Murillo son dos de los alumnos que han elaborado, de la mano del ingeniero Víctor Yucra, los robots Atom y Chapacotron que cautivaron al público del Congreso de Ingenieros de Santa Cruz. Junto al resto de alumnos del centro están preparando ya nuevos proyectos.

Arturo
Arturo copia del célebre robot de las películas de Star Wars es otro de los inventos que han desarrollado los alumnos de la UPDS y que más llaman la atención. Este robot está capacitado para ofrecer información de la universidad y otro tipo de requerimientos informativos.

Partipantes nacionales
El encuentro Campus Technology Bolivia sirve para dar a conocer los inventos y proyectos tecnológicos que se están haciendo en el país. En la imagen la estudiante paceña Flavia Paola Quisbert junto a su proyecto de innovación en la anterior edición del campus tecnológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada