19 junio 2011

Bolivia no tiene políticas de desarrollo de banda ancha

Internet de banda ancha o la tecnología que permite el acceso a velocidades elevadas de transmisión de datos está revolucionando en el mundo y Latinoamérica.

Aunque en Bolivia las empresas de telecomunicaciones ofrecen el servicio, éste es caro y lento en comparación a la banda ancha disponible en los países vecinos. En los rankings de mayor velocidad, máxima inserción y bajas tarifas, el Estado Plurinacional está en los últimos puestos.

Pero no sólo eso. Mientras en casi todas las naciones de la región tienen políticas, planes, programas, estrategias o ejecutan acciones concretas para el desarrollo de la banda ancha, en el país apenas hay algunas menciones.

El estudio “Acelerando la revolución digital: banda ancha para América Latina”, publicado a fines de 2010 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Unión Europea (UE), indica que “en el Estado Plurinacional de Bolivia, no es posible identificar objetivos específicos de desarrollo de banda ancha, ya que no se encuentran ni en la Constitución Política del Estado ni en el Plan Nacional de Desarrollo”.

Señala que en cuanto al Plan Nacional de Inclusión Digital, tiene el siguiente objetivo: “Mejorar el acceso a conectividad (Internet) de mejor calidad y a precios razonables, así como la ampliación de la cobertura en las regiones en las cuales hoy no se cuenta con ella”. No hay más referencias sobre el tema.

Se prevé que en la futura ley de Telecomunicaciones estén incluidas políticas más concretas.

Retraso

La falta de políticas y de un marco normativo es la causa de la realidad actual de acceso a la banda ancha de alta velocidad y de precios bajos en Bolivia.

La investigación cofinanciada por la Cepal y la UE señala que la velocidad máxima de bajada (la utilizada para bajar información) en banda ancha fija ofrecida en Bolivia, entre 2009 y 2010, era de 3 megabytes por segundo (Mbps), mientras que en Argentina y Brasil era de 20 Mbps y en Portugal y Eslovaquia de 1.024.

La velocidad promedio en el país, a septiembre de 2010, era de 0,5 Mbps de bajada y 0,2 de subida.

De acuerdo con el estudio, en la región, los países con mayor velocidad efectiva para la descarga de datos son Trinidad y Tobago, Chile, Jamaica y Brasil con velocidades superiores a los 4 Mbps, similares a las de los países con menores velocidades en la OCDE (Italia y Turquía). En el polo opuesto, se encuentran Bolivia, Belice, Guatemala y Venezuela con velocidades inferiores a 1 Mbps.

Agrega que la oferta de paquetes comerciales en la región está centrada en velocidades de entre 512 kilobytes por segundo (Kbps) y 2 Mbps, seguidas por el rango de 2 a 10 Mbps.

La banda estrecha (menos de 256 Kbps) aún tiene mercado en Bolivia, donde representa alrededor del 30 por ciento del total.
En cuanto a tarifas, la situación es la misma. El costo promedio del consumo mensual de 100 Kbps en Bolivia se ubica entre 14 y 15 dólares (6 y 10 por ciento del PIB per cápita mensual, respectivamente). Estos valores son muy elevados, particularmente si se tiene en cuenta que 100 Kbps no se puede considerar como banda ancha.

Brasil, el más avanzado

En la región, solamente tres países cuentan con planes de desarrollo de banda ancha: Brasil, República Dominicana y Trinidad y Tobago, señala el estudio “Acelerando la revolución digital: banda ancha para América Latina”, publicado por la Cepal y la UE.

Sin embargo, sólo en Brasil el plan es de dominio público y ha sido aprobado al más alto nivel normativo posible.

En República Dominicana ejecutan un proyecto para llevar banda ancha y teléfonos domiciliarios a 506 localidades de todos los distritos del país. En Trinidad y Tabago, en mayo de 2007, el Gobierno aprobó una Estrategia para el Desarrollo y Despliegue de Servicios e Instalaciones de Banda Ancha.

Chile cuenta con la Estrategia Digital 2007–2012 que cuenta con programas específicos.

En Venezuela, si bien no existe un instrumento jurídico o plan de desarrollo específico donde se incluya el desarrollo y acceso a banda ancha está garantizado por un decreto.

VELOCIDAD DE BANDA

(En Mbps, prom.) (A sept. 2010)
Bajada Subida
Rep. Corea 33,8 19,5
Estados Unidos 10,3 2,3
España 8,5 0,9
Chile 5,4 1,1
Brasil 4,4 0,8
Argentina 2,2 0,5
Ecuador 1,7 0.9
Perú 1,4 0,3
Venezuela 0,9 0,3
Bolivia 0,5 0,2
Fuente: Cepal

Más y mejor conectividad

A fines de 2009 en el mundo habían 490 millones de suscripciones fijas de banda ancha.

A nivel global, la velocidad promedio de conexiones residenciales a Internet aumentó de 127 (Kbps) en 2000 a 3,5 Mbps en 2009.



VENTANA

“Hay que buscar equilibrio entre trabajo y familia”

Daniel Guzmán, director de la Fundación de Investigación e Innovación de Bolivia

Un hombre de avanzada edad reflexionaba sobre un pensamiento que compartió conmigo: “De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde a la familia”.


Qué frase más cierta cuando pensamos que todo en el universo se rige a la regla del equilibrio.


Donde existe más abundancia de una cosa existe más necesidad o carencia de otra, por lo que debemos tener igual de todas.


Esta situación me confirma lo que había pensado en sentido de que todas las cosas que recibimos tienen un precio, que muchos no calculamos o medimos en su correcta dimensión. Así, el éxito no es una casualidad, sino mas bien una consecuencia de hacer cosas o perderlas para alcanzarlo.


Esta situación la veo reflejada también en los grandes ejecutivos exitosos, en sus profesiones o negocios, no cuidan su familia ni le dan el tiempo que se merece. Se dejan llevar por el desgaste en tiempo y esfuerzo que les representa sostener la imagen exitosa hacia afuera.


Si cuando tenemos abundancia de una cosa se resta la importancia de otras entonces realmente no hay equilibrio. Lo que podemos hacer es pensar en la capacidad para poder equilibrar nuestros deseos o aspiraciones dando la verdadera dimensión a las cosas.


¿Qué significa esto? Que primero debemos ser transparentes, seres iguales en casa, con los amigos o en el trabajo, sin máscaras y con prioridades realmente definidas y aceptadas por todos.


En segundo lugar, buscar un equilibrio en las cosas que deseamos sin que esto signifique limitarnos, sino ser excelentes en todo sentido.


Si planteáramos un objetivo de mucho éxito profesional, que vaya acompañado de mucho éxito familiar o realización personal; entonces, debe dejarse de buscar sólo mucho de algo, porque esto romperá la regla del equilibrio en las fuerzas del universo.


Para terminar, quiero compartir con ustedes el mensaje de que sobre todas las cosas no debemos perder el norte dejando de ser agradecidos y humildes, pues estas dos grandes características divinas pondrán un sello de calidad y perdurabilidad en todo lo que hacemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada