29 febrero 2016

Huawei MateBook

El Mobile World Congress celebrado en Barcelona fue el escenario idela para la presentación de nuevos productos como es el caso de la compañía china Huawei quien estreno su nueva tableta convertible. Se trata de la Huawei MateBook, que gracias a su teclado, hace las veces de computadora portátil de viaje, y de tableta completamente independiente. Un dispositivo que cuenta con una pantalla de 12 pulgadas de diagonal capaz de mostrar imágenes a una resolución2K (2160 x 1440 píxeles), y funcionando con Windows 10 como sistema operativo. Todo ello en un cuerpo metálico con un diseño muy atractivo y que no supera los 6,9 milímetros de grosor, con un peso de 640 gramos.

Un dispositivo versátil pensado para la productividad

El diseño de esta tableta convertible destaca tanto por el material de su cuerpo unibody de aluminio, y por las líneas que lo definen. Todas ellas son curvas, sin aristas en ninguno de sus laterales, y con una sensación de ligereza pero robustez cuando se toma entre las manos. Todo ello en un cuerpo que no supera los 6,9 milímetros de grosor y que resulta más ligero que otras tabletas como el iPad gracias a sus 640 gramos de peso.

Este equipo de Huawei cuenta con una pantalla de 12 pulgadas de diagonal de tecnología IPS y con capacidad para mostrar imágenes a una resolución máxima QHD o de 2160 x 1440 píxeles. Un panel que destaca por contar con un ángulo de visión de 160 grados, y alcanzar una gama de colores realista del 85 por ciento. Todo ello con un brillo de 400 nits, que asegura su funcionalidad incluso con incidencia directa de luz sobre la pantalla.

Este convertible no llega solo, Huawei ha desarrollado un par de complementos útiles para completar la experiencia del MateBook.

Por un lado está el MatePen, un stylus o lápiz vitaminado creado para escribir y dibujar directamente sobre la pantalla de la tableta, cuenta con funciones gráficas y matemáticas para los usuarios avanzados. Y aún más, su parte posterior es un puntero láser, con el que guiar presentaciones en reuniones u otros eventos.

Por otro lado se encuentra el MateDock, una estación de trabajo cargada de puertos para hacer aún más operativo y funcional al dispositivo MateBook. Este aparato, envuelto en el mismo material de la funda-teclado, pero completamente independiente, cuenta con una colección de puertos para llevar la imagen de la tableta a televisores, proyectores y pantallas gracias a la conectividad VGA y HDMI presentes en un lateral. En el otro, dos puertos USB 3.0 y una conexión LAN permiten olvidarse de adaptadores. El diseño de este periférico también deja un espacio para llevar consigo el MatePen encajado en un lateral dentro de la funda que lo protege, así como los auriculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada