28 febrero 2010

Socios de Cotel aprueban un nuevo estatuto en asamblea bochornosa

Proceso: Con unos 2.000 asistentes, el Interventor aprobó la norma en medio de una corta y confusa junta que tuvo lugar en el estadio Hernando Siles. Una de las decisiones que se tomaron fue la de cerrar las puertas al regreso de los ex consejeros de Administración y de Vigilancia, y sus colaboradores.

En medio de una asamblea bochornosa, unos 2.000 socios de la Cooperativa de Teléfonos de La Paz (Cotel) aprobaron en 20 minutos el nuevo estatuto propuesto por la administración interventora.

Con esto, se cerró la puerta al retorno del ex presidente del Consejo de Administración Fernando Dips, del Consejo de Vigilancia Jaime Siles y de todos los miembros que los acompañaron en la gestión entre 2007 y 2009.

También quedan excluidos para ser elegidos en estos cargos dirigentes políticos, sindicales, cívicos, profesionales o gremiales en ejercicio, y autoridades políticas administrativas.

Así lo establece el estatuto vigente desde ayer, en el artículo 72 del capítulo V y el artículo 86 del capítulo VI.

Los problemas fueron la nota alta del evento. Insultos y forcejeos crearon descontento entre los asistentes y otro grupo de socios que quedó fuera y reclamó por la forma en que se realizó la asamblea de la cooperativa.

Aproximadamente a las 11.00 de ayer, el interventor de Cotel, César Böhrt, instaló la asamblea de socios con la presencia de aproximadamente 2.000 personas, aquellas que desde las 09.00 empezaron a arribar a la curva sur del estadio Hernando Siles de Miraflores.

Una hora antes se hizo el primer intento por iniciar el acto, pero de acuerdo con las normas del estatuto que dejó de regir, la asamblea de socios debe contar con, al menos, el 51 por ciento de los 150.000 afiliados que poseen una línea fija de teléfono.

A diferencia de pasadas gestiones, el número de personas que acudió a la cita del sábado fue muy reducido, y éstas entraban con tranquilidad, sin hacer largas filas como antaño.

Sin embargo, la intranquilidad y la molestia comenzaron cuando en la asamblea funcionarios de Cotel empezaron a leer el orden del día.

Los accionistas asistentes, y otros que aún ingresaban en el recinto, quisieron tomar la palabra y expresar su opinión sobre el estatuto, pero no pudieron porque funcionarios de Cotel no habilitaron su participación por la falta de micrófonos. Entonces empezaron los gritos y la silbatina al Interventor, a quien reclamaron que no conocían el estatuto propuesto, y exigieron que él mismo lo explicara, y aparte que rindiera cuentas de su trabajo.

Contra viento y marea, la votación empezó. Se determinó la exclusión del sindicato de la toma de decisiones administrativas de Cotel; asimismo, la expulsión de Dips y de Siles de la cooperativa.

Pero cuando se mencionaron las propuestas para modificar el estatuto no había unanimidad, las manos se levantaban no sólo en signo de aprobación, sino también para pedir la palabra; pero todas se daban como señal de lo primero.

Hacia el final de la asamblea, que duró 20 minutos, la gente comenzó a salir del recinto pidiendo su postergación.

Luego, César Böhrt anunció que el estatuto fue aprobado por los presentes.

Afuera había gente que intentaba entrar al estadio, pero guardias de seguridad afirmaban que el Interventor se marchó y que la asamblea había concluido.

Socios que estaban dentro del campo deportivo no querían comentar lo sucedido, pero los que estaban afuera no se explicaban cómo la asamblea había durado tan poco tiempo y hablaron de fraude.

Cientos empezaron a juntarse en el sector de las banderas del estadio para reclamar lo sucedido, que comparaban con gestiones pasadas. Es así que en un forcejeo cerca de 30 personas quisieron ingresar en la cancha, pero fueron nuevamente detenidas por los efectivos de seguridad.

Este grupo decidió denunciar el hecho a los medios, al catalogarlo de irregular. Fue así que marcharon al periódico El Diario. Muchos anunciaron que no participarán en las elecciones del Consejo de Administración y el de Vigilancia, el 14 de marzo.

Los cambios a la propuesta de estatuto

Queda eliminado el Comité de Vigilancia y Transparencia que se creaba en el capítulo siete de la propuesta de estatuto, donde se establecían su conformación y sus atribuciones. Además, junto a esta decisión, también se suprime la participación del sindicato de trabajadores de la cooperativa de teléfonos en cualquier decisión relacionada con la administración de Cotel. Los socios definieron que esta instancia sea desconocida porque es responsable de la mala administración en Cotel.

Las asambleas distritales también quedan eliminadas como instancia intermedia para decidir la política administrativa y de gestión económica en Cotel. Sin embargo, aún queda vigente la división en 10 distritos para elegir a representantes que luego formarán parte de los comités de Administración y Vigilancia, de acuerdo con el puntaje que consiguieron en sus zonas. La asamblea general de socios continuará como el máximo nivel de decisión sobre el manejo de la cooperativa.

El nuevo estatuto crea el certificado de participación que se entrega a las personas naturales o colectivas que depositen recursos a la cooperativa en forma de créditos. El socio de Cotel deberá contar con un certificado de aportación que lo obtiene cuando paga la totalidad del valor de una acción telefónica (1.500 dólares) y registrarlo en Cotel. Asimismo, se crea la figura de “usuario”, que es la persona que accede a los servicios de Cotel y no necesariamente compró una línea telefónica.

Antecedentes

Los trabajadores de la Cooperativa de Teléfonos (Cotel) iniciaron un paro el 10 de junio de 2009 pidiendo la intervención.

Los dirigentes comenzaron una huelga de hambre el 17 de junio, después de un diálogo con el Gobierno que no prosperó.

Los empleados de Cotel tomaron el edificio principal de la telefónica, acción que agudizó el conflicto con los consejos.

El 18 de junio, el Viceministerio de Cooperativas intervino la cooperativa y puso a un nuevo administrador por tres meses.

De inicio se informó de pérdidas económicas por aproximadamente 35,8 millones de bolivianos durante la gestión 2008.

Una tarea de la intervención es llevar adelante las elecciones de nuevos consejeros de Administración y de Vigilancia.

Opiniones

“Es una vergüenza lo que está pasando en la cooperativa, cómo van a aprobar un estatuto que no ha sido socializado. Supuestamente lo han hecho, pero eso es mentira, porque yo nunca he recibido el documento y por el Canal 16 han transmitido el acto sin sonido. Esto se ha aprobado en 20 minutos; con un amparo constitucional esto no tiene validez. Bajo estas normas no vamos a acudir a las elecciones porque se distritaliza la elección; no estamos de acuerdo”.

Martín Castro

Accionista de Cotel

“A las 12.00 hemos llegado y ya no había nada, por qué nos engañan de esta manera, si era así nosotros no perdíamos el tiempo insulsamente. Tengo cinco líneas y quería tener el beneficio de los 100 minutos libres que nos han ofrecido, pero no hay nada. No me han informado sobre los estatutos, los ignoro. No he visto ningún documento que haya llegado a mi casa, solamente mi esposo me ha dicho ‘andá’, porque van a dar minutos libres, y no hay nada”.

“Un estatuto no se aprueba en minutos, éste se aprueba artículo por artículo, ¿cómo vamos a creer que se haya aprobado en 20 minutos? Podemos comprender que se haya aprobado en grande, pero no en detalle, porque tenemos que analizar lo que nos conviene y lo que no. He llegado hace una hora (11.30) porque trabajo, pero me sorprendió que haya terminado y la gente que asistió me dice que en 15 minutos han aprobado todo levantando la mano y han salido”.

Gladis Loza

Accionista de Cotel

“Hemos ingresado en la asamblea sin tener problemas como en otros años, pero el desorden ha sido el mismo después. No han dejado hablar a nadie y por eso empezaron a gritar, entonces empezaron a votar por artículos. Si hubieran hecho con más seguridad, la gente no se hubiera salido cuando la asamblea estaba a la mitad. Creo que se ha aprobado porque han pedido que apoyen si están de acuerdo y todos han levantado la mano”.

Guadalupe

Accionista de Cotel

“Lo sucedido violó la ley y el reglamento”

Respaldo: Fernando Dips manifiesta que su expulsión no sirve porque la asamblea fue ilegal.

—¿Qué opina sobre la instalación de la asamblea de socios de Cotel que aprobó el estatuto de la cooperativa?

—La instalación de esta asamblea ha violado todos los artículos de la Ley de Cooperativas y el reglamento de Cotel. Böhrt (César, interventor de Cotel) no comprobó si había quórum y no permitió que los socios hablen; la gente gritaba y no quería aprobar el estatuto.

—¿Es un argumento el que no se pueda reunir a todos los socios para la asamblea?

—No, las asambleas que hemos realizado —y está en documentos— no eran de menos de 10.000 socios. Ahora se hizo con 800 socios que eran empleados de Cotel.

—¿Cómo asume su expulsión de la cooperativa definida por la asamblea?

—Para una expulsión se debió haber leído un fallo, una imputación y decir cuáles son los delitos; en una actitud de revanchismo, el Interventor ha querido hacer un show para expulsar a los miembros de Administración y Vigilancia. Para expulsar a un socio se debe presentar un fallo ejecutoriado y una auditoría que determine que hay daño económico; Böhrt no ha presentado ningún documento. La justicia de La Paz y la de Santa Cruz han sobreseído todas las acusaciones hechas por el Interventor en mi contra.

—¿Qué hará ante esta situación?

—Depende de la actitud que tome el Gobierno nacional. La Ministra de Trabajo y el Viceministro de Cooperativas tienen toda la facultad para validar o anular esta asamblea. Si el señor Böhrt va a conculcar mis derechos jurídicos nacionales y me quita el servicio, voy a acudir hasta las últimas instancias jurídicas para que se respete a los ciudadanos.

PERFIL

Nombre: Fernando Dips

Antes de la intervención a Cotel era el Presidente del Consejo de Administración, pero los trabajadores pidieron su cambio.

“Dónde voy a reunir 150.000 personas”

Validez: El interventor César Böhrt dice que ahora viene la elección del Comité Electoral.

—Muchos socios dijeron que la asamblea carece de legitimidad porque no tenía el suficiente quórum.

—Ése es un mal de siempre. ¿Dónde voy a reunir a 150.000 personas? Ésta es la pasividad del socio de la Cooperativa de Teléfonos de La Paz (Cotel). Hemos abierto las puertas a las 08.00, yo estaba aquí para abrir las puertas. Esperamos hasta las 10.00, luego he hecho verificar el quórum y hemos decretado un cuarto intermedio para después de una hora, como el artículo 44 (del Estatuto de Cotel) lo dice. Hemos esperado una hora para reinstalar la asamblea. Lo hemos hecho a las 11.00 con los participantes que había, siguiendo y respetando el orden del día propuesto en los medios de prensa. Esto es legítimo.

—¿Cuántos socios asistieron?

—La bandeja de abajo (de la curva sur del estadio Hernando Siles) estaba casi llena, creo que los asistentes fueron alrededor de 5.000 socios.

—¿Qué sigue en adelante, ya con el nuevo estatuto aprobado?

—Ahora viene la elección de los consejos de Vigilancia y de Administración, para esto debemos conformar el Comité Electoral entre el lunes o el martes. La votación será el 14 de marzo y habrá un periodo de transición para entregar Cotel a la nueva Presidencia.

—¿Cuándo termina este proceso?

—El 31 de marzo concluye mi intervención en Cotel.

—¿Y el Comité Electoral quién lo elige?

—Hemos pedido propuestas a las instituciones representativas de la ciudad paceña y hemos recibido 16 planteamientos. Tenemos que reunirnos con la máxima autoridad (Gobierno) y elegir los nombres de los miembros.PERFIL

Nombre: César Böhrt

Intervino la Cooperativa de Teléfonos de La Paz el 18 de junio de 2009, con dos ampliaciones de tres y un mes, respectivamente.

5 comentarios: