16 abril 2018

Hay avances, pero es lento en Bolivia Las ciudades inteligentes mejoran vida de población

La revolución de la tecnología, los cambios climáticos y las migraciones del campo a las ciudades obligan a las urbes latinoamericanas a planificar mejor su desarrollo, con el objetivo de atender a la gente y avanzar hacia una ciudad inteligente, definida como la aplicación de tecnologías para ofrecer a sus habitantes mejor calidad de vida, servicios más eficientes, accesibles y transparentes, y promover un desarrollo integrado.

Las urbes de Bolivia avanzan en ese proceso, y en comparación con sus similares de la región, todavía tienen mucho camino por recorrer, pero ya algunas ingresaron en la modernidad al aplicar sistemas integrados de atención, como La Paz.

Entre tanto, las ciudades de Bolivia no se incluyen en los rankings internacionales de ciudades inteligentes, uno por la poca información y otro por la diferencia que hay entre urbes del continente europeo y Latinoamericano.

Mientras ciudades de Medellín, Colombia; Santiago de Chile; Buenos Aires de Argentina; México, entre otros, están ranqueados a nivel internacional.

El economista Bernardo Fernández señala que las ciudades bolivianas no figuran en los rankings, debido a la falta de información de lo que pasa, ya que “para categorizar la inteligencia tiene que tener datos y no hay mucha información”.

Él opina que hay rankings de ciudades desarrolladas, poco desarrolladas y en desarrollo, en ésta última La Paz es la mejor ranqueada, pero está lejos de Santiago, Buenos Aires o Río de Janeiro.

Asimismo, sostiene que no existe una ciudad que no sea nada inteligente, ya que el simple hecho de contar con una organización básica en una población ya la vuelve inteligente. “Lo importante es ser cada vez más inteligente”, apunta.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una Ciudad Inteligente es “aquella que coloca a las personas en el centro del desarrollo, incorpora Tecnologías de la Información y Comunicación en la gestión urbana y usa estos elementos como herramientas para estimular la formación de un gobierno eficiente que incluya procesos de planificación colaborativa y participación ciudadana. Al promover un desarrollo integrado y sostenible, las ciudades se tornan más innovadoras, competitivas, atractivas y resilientes”.

PLATAFORMAS

Un servicio que posee una parte de las ciudades de la región, son las plataformas de atención integrales, que consiste en reaccionar inmediatamente ante una situación delicada de un ciudadano, que sufrió en la calle un percance.

Explica que si una persona sufre un ataque al corazón, uno llama a la plataforma e inmediatamente se activan todos los sistemas de atención, hasta reservar y poner en conocimiento al hospital para la atención del afectado; todo en tiempo real.

Las ciudades de Bolivia carecen de plataformas de atención; y ni qué decir del tema de transporte, tema complicado para las ciudades del eje central, y de otras regiones del país, ya que la solución que le dan las autoridades son parciales.

“Diría en general, estamos lejos”, sentencia Fernández a tiempo de indicar que lo importante es ganar puntos.

Por ejemplo, con el ingreso del Puma katari ganamos inteligencia, así como por la puesta en marcha del teleférico; también por la plataforma de atención que puso al servicio de la población el gobierno municipal de La Paz, para hacer trámites online.

“Cada ciudad hace sus esfuerzos, la Idea es seguir subiendo. Ser el número uno en ciudades inteligentes no va a pasar, pero lo importante es continuar con la implementación de tecnología y comunicación.

RANKING

Buenos Aires encabeza el listado de las ciudades latinoamericanas “más inteligentes”. El listado es parte del ranking de ciudades “inteligentes” del reporte Índice Cities in Motion 2017 (Ciudades en Movimiento 2017) del IESE Cities in Motion Strategies (Estrategias Ciudades en Movimiento), una plataforma de investigación lanzada conjuntamente por el Centro para la Globalización y la Estrategia y el Departamento de Estrategia del IESE Business School.

El estudio analiza 180 ciudades en 80 países, con base en 79 indicadores que cubren 10 dimensiones de la vida urbana. Los datos se obtienen de organismos y dependencias como la Unesco, el Banco Mundial y Euromonitor, señala CNN.

La capital argentina se sitúa en el puesto 83 del listado global, pero en el primer sitio del regional, por delante de Santiago de Chile y la Ciudad de México.

El top 5 de ciudades latinoamericanas lo cierran Medellín, Colombia, y Montevideo, Uruguay.

Mientras que el top 10 a nivel global están: 1. Nueva York (EE.UU.); 2. Londres (Reino Unido); 3. París (Francia); 4. Boston (EE.UU.); 5. San Francisco (EE.UU.); 6. Washington (EE.UU.); 7. Seúl (Corea del Sur); 8. Tokio (Japón); 9. Berlín (Alemania); y 10. Ámsterdam (Holanda)

CRECIMIENTO

El crecimiento rápido y no planificado de las ciudades de América Latina ha generado una serie de desafíos que no pueden ser resueltos de manera tradicional: la inseguridad, la vulnerabilidad al cambio climático y desastres naturales, el aumento del número de vehículos que circulan en vías urbanas, el aumento del consumo energético, la contaminación ambiental, la gestión del agua y residuos, la necesidad de una mayor participación ciudadana y de mayor eficiencia en los servicios entre otros.

VENTAJAS

¿Cuáles son las ventajas de las Ciudades Inteligentes?. Facilitan la integración de procesos en la administración pública, y a su vez aportan información necesaria y transparente para una mejor toma de decisiones y gestión presupuestaria; Generan procedimientos comunes que aumentan la eficiencia del gobierno; Optimizan la asignación de recursos y ayudan a reducir gastos innecesarios; Eleva el grado de satisfacción de los habitantes pues permiten prestar una mejor atención a los usuarios de servicios y mejorar la imagen de los órganos públicos; Permiten una mayor participación de la sociedad civil organizada y de los ciudadanos en la administración por medio del uso de herramientas tecnológicas que ayudan a monitorear los servicios públicos, identificando problemas, informando e interactuando con la administración municipal para resolverlos; Producen indicadores de desempeño que son útiles para medir, comparar y mejorar las políticas públicas.

1 comentario: