23 julio 2013

Antenas piratas se venden sin ningún tipo de control

A nueve meses de haberse prohibido su venta e incluso de haber cortado la señal a 15.000 dispositivos, en todo el país, diferentes comercios de Santa Cruz, siguen ofertando libremente antenas satelitales de uso doméstico que captan de forma ilegal hasta 200 canales. El precio de los dispositivos bajó de $us 300 a $us 150.

El pasado 22 de octubre de 2012, canales por cable ejecutaron en Latinoamérica, el corte de su señal para evitar que usuarios clandestinos accedan a ella a través de antenas. Este corte dejó a muchas personas no tenían una conexión legal sin este servicio, y que no acceden al mismo por las tarifas altas o porque las empresas proveedoras no tienen cobertura en algunas zonas rurales.

En febrero de este año, la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) solicitó a la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) la incautación de los equipos decodificadores y sus antenas satelitales que son comercializados ilegalmente en calles y negocios del país.

Bastante oferta. En un recorrido por el mercado La Ramada, se pudo evidenciar la existencia de varias tiendas, que ofertan este producto a simple vista. A diferencia, de hace algunos meses atrás en el que se ofertaban un kit compuesto por una antena y decodificador entre $us 200, 300 y hasta 500; el precio bajó hasta en $us 150 o menos. "El equipo completo más la instalación cuesta Bs 1.050", dijo un comerciante que vende estos dispositivos que prefirió no dar su nombre.

Debe haber mayor cobertura. Para el activista tecnológico, Mario Durán Chuquimia, que la reaparición de estos aparatos tiene que ver con una demanda insatisfecha que las empresas proveedoras de este servicio no han podido resolver.

"En Santa Cruz, Cotas Cable no llega a todos los lugares, por eso hay mucha demanda. En La Paz, pasa lo mismo Cotel, no logró ampliar su cobertura. Mientras las empresas no mejoren este aspecto va seguir este problema ", dijo.

Mercado
Dispositivos ocasionan pérdidas por Bs 42 millones a compañía

Consecuencias. Estos equipos “pirata” comenzaron a ser utilizados en el país hace dos años, aproximadamente, ocasionando pérdidas por encima de los 42 millones de bolivianos, tanto al Estado como a operadores formales en telecomunicaciones, según el miembro de la comisión técnica de la Federación de Cooperativas de Telecomunicaciones de Bolivia (Fecotel).

Venta. Según la Federación de Cooperativas de Telecomunicaciones de Bolivia (Fecotel) aún 90% fueron adquiridos en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y el 10% en otras regiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario