13 octubre 2015

Samsung Pay llega a Estados Unidos

Samsung Pay acaba de hacer su debut en Estados Unidos. No es en el primer territorio donde está disponible, el servicio fue lanzado el pasado 20 de agosto en el país natal de la compañía: Corea Del Sur. Además se espera que en breve llegue a otros lugares como Reino Unido, España o China.

Tal y como declaró el vicepresidente ejecutivo de Samsung y director global de Samsung Pay, Injong Rhee, el servicio funciona a la perfección con cualquier datáfono desde el primer día. De este modo, los propietarios de un teléfono de la gama Galaxy pueden efectuar sus pagos con un monedero, algo que era impensable hasta la fecha. En la actualidad Samsung Pay funciona sin problemas en los Galaxy S6, Galaxy S6 edge, Galaxy Note 5 y Galaxy S6 edge+. Además, el servicio opera sobre las redes de los operadores estadounidenses AT&T, T-Mobile, Sprint y U.S Cellular.

Realizar un pago con Samsung Pay es muy sencillo. Los usuarios únicamente tienen que deslizar el dedo hacia la parte posterior de la pantalla para abrir la aplicación, escanear su huella dactilar y pagar. Para garantizar que los pagos sean seguros, Samsung Pay también hace uso de la tokenización digital, Samsung KNOX y la autenticación con la huella dactilar. Por su parte, los dispositivos están actualizados al estándar EMV (Europay MasterCard VISA), aprovechándose también de este nivel de seguridad.

Samsung Pay es compatible con una gran mayoría de los terminales nuevos y antiguos. Dado que se incluyen la mayor parte de los terminales de banda magnética (EMV y NFC), el servicio puede funcionar en una gran cantidad de países. Todos los usuarios estadounidenses podrán hacer uso del servicio inicialmente si disponen de una tarjeta MasterCard, Visa o American Express emitida por los bancos Bank of America, Citi, American Express o U.S. Bank. Señalar además, que gracias a su colaboración con Synchrony Financial, Samsung Pay dispone también tarjetas de crédito comerciales. De manera adicional funciona con servicios de pagos de la talla de First Data, Global Payments y TSYS.

La comodidad a la hora de hacer uso de este servicio es indiscutible, aunque de momento se enfrenta a grandes trabas, sólo los Galaxy anteriormente mencionados pueden usar el sistema de pagos, lo que limita bastante su uso. A parte de esto únicamente funciona con tres tipos de tarjeta. Samsung Pay se enfrenta a muchos desafíos y a una gran competencia. Sin ir muy lejos mencionar al propio Android Pay, integrado directamente en la plataforma móvil de Google, o Apple Pay, que cuenta con un gran apoyo en la banca estadounidense. En principio, en su primer mes en Corea, acumuló un volumen de transacciones de más de 30 millones de dólares, veremos qué cifra consigue en este país. Esperemos poder contar pronto con este servicio en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada