20 marzo 2018

MSI implementa el soporte para las APU Raven Ridge en sus placas base

El fabricante de placas base MSI ha comenzado a lanzar revisiones de sus Bios en las que se implementa el soporte para las nuevas APU Raven Ridge, cuya salida al mercado está casi a la vuelta de la esquina. Hay que recordar que estas APU serán compatibles con todas las placas base existentes para el socket AM4 de MSI.
El lanzamiento de las nuevas APU Raven Ridge está a la vuelta de la esquina. De hecho, nosotros ya estamos probando las unidades que nos ha mandado AMD para que realicemos nuestro análisis (que publicaremos cuando se levante el NDA, obviamente). Pero, más allá de este hecho, el dato importanta para con estas nuevas APU de AMD va a ser su total compatibilidad con el actual socket AM4 que hasta el momento están empleando las APU Bristol Ridge y toda la gama de procesadores Ryzen, desde la serie 3 hasta la serie 7. No por ello casi todas las placas base que emplean el socket AM4 llevan salidas de vídeo integradas.
Desde luego, la carta de la compatibilidad es una que AMD siempre ha jugado con bastante acierto, dado que muchas veces permitía a sus usuarios actualizar a un procesador que era bastante superior al suyo con una simple actualización de la Bios.


MSI es la primera compañía que comienza a lanzar las nuevas Bios para las APU Raven Ridge
Con las actualizaciones de la Bios que está lanzando MSI en estos momentos, los usuarios que compren tanto un Ryzen 3 2200G como un Ryzen 5 2400G podrán emplear desde el primer momento las salidas de vídeo de sus placas base, evitándose de esta manera el gasto extra de comprar una tarjeta gráfica dedicada que era necesario hacer hasta ahora si se querían emplear los procesadores Ryzen con las placas.
Obviamente, siempre se podían emplear las APU Bristol Ridge, pero ya sabemos que el rendimiento de la arquitectura Bulldozer está a años luz del rendimiento de la arquitectura Ryzen. Y, obviamente, el rendimiento de la gráfica integrada de esas APU no tiene nada que ver con el rendimiento de las Radeon Vega que montan ahora las nuevas APU.
Obviamente todas las placas base de la próxima serie 400 de AMD soportarán desde el principio estos procesadores, al igual que los procesadores Ryzen+ que deberían también de salir al mercado a no tardar mucho. De la misma manera que las actuales placas AM4 también darán soporte para esos nuevos procesadores con actualizaciones de sus Bios.


1 comentario: