04 marzo 2017

Robot de seis patas anda más rápido que los insectos



Un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza desarrolló un robot de seis patas que es más rápido y eficiente que los insectos con el mismo número de extremidades.

Los investigadores se inspiraron en los insectos y lograron optimizar su diseño para obtener resultados más avanzados. El robot de seis patas alcanza una velocidad superior en terreno llano que la de los insectos en los que está inspirado.

Para caminar, los insectos de seis patas utilizan una marcha trípeda, que consiste en que siempre tienen tres extremidades apoyadas en el suelo al mismo tiempo: dos en un lado y otra en el otro. Los ingenieros de la EPFL descubrieron que este sistema resulta eficaz en estos organismos debido a que cuentan con almohadillas adhesivas en sus patas para desplazarse por las paredes y por el techo, pero el caso de los robots es diferente porque no disponen de estos elementos adhesivos.

Después de llevar a cabo diversas simulaciones por ordenador, el equipo descubrió que una marcha bípeda, en la que sólo dos extremidades están en contacto con el suelo, sería más eficiente y rápida para los robots de seis patas en un terreno llano. Esto es debido a que, tal como sucede con los vertebrados, al no contar con patas adhesivas un menor contacto con la superficie incrementa la aceleración en el desplazamiento. "Nuestros hallazgos apoyan la idea de que la mayoría de insectos utilizan la marcha trípeda con eficacia en las superficies en tres dimensiones, porque sus patas tienen propiedades adhesivas", explica Pavan Ramdya, uno de los directores del estudio.

Para poner a prueba distintas combinaciones, los investigadores utilizaron un algoritmo evolutivo con el que optimizar la velocidad de la marcha, eliminando los modelos más lentos y seleccionando los más rápidos. Después, construyeron un robot de seis patas capaz de utilizar la marcha trípeda y bípeda, y tras las pruebas resultó que la segunda opción es más rápida y eficiente en el caso de los robots.

Además, para completar la investigación, analizaron el modo de caminar de las moscas cuando no tienen adherencia en sus patas. Para ello, recubrieron la superficie adhesiva con polímero, y descubrieron que los insectos se adaptaban al cambio pasando de la marcha trípeda a la bípeda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada