10 enero 2017

El gigante robot surcoreano da sus primeros pasos



Tiene cuatro metros de altura, pesa más de una tonelada y es un robot controlado por un humano situado dentro de un habitáculo incorporado en el propio androide. Method-2, que así se llama esta creación de unos ingenieros de Corea del Sur, acaba de dar sus primeros pasos en un nuevo vídeo que revela la magnitud del proyecto.

Ha sido Vitaly Bulgarov, un diseñador que trabaja en la compañía responsable de este robot, quien ha publicado un nuevo vídeo en el que se muestra por primera vez el gigante robot surcoreanodando sus primeros pasos. Hasta ahora solamente habíamos visto al robot en acción en tareas tan sencillas como levantar los brazos o girar las muñecas, pero este nuevo vídeo revela que el proyecto ha dado un nuevo paso hacia adelante.
El robot Method-2 se muestra en ese vídeo con una característica que no habíamos visto hasta ahora: la de andar hacia delante y hacia atrás. Esta obra de la ingeniería de 1,3 toneladas de peso se muestra dando unos pasos dentro de un laboratorio, y si nos fijamos en la parte superior del robot veremos que está controlado por una persona que va sentada dentro del propio androide. Esta persona es la que maneja tanto las piernas como los brazos del robot, y lo hace a través de unos mandos tipo joystick.
Pese a que el proyecto sigue avanzando con la llegada de nuevas características, lo que la compañía todavía no ha conseguido solucionar es la dependencia del robot de una fuente de energía. El androide necesita estar constantemente conectado a una red eléctrica, por lo que su campo de acción se limita únicamente a escenarios en los que sea posible proporcionar una fuente de energía ininterrumpida.
La construcción de este robot se inició en el año 2014, y hasta ahora sus creadores han recibido una inversión que ronda los 200 millones de dólares. La idea de la compañía para este año 2017 es vender cada uno de estos robots por algo más de ocho millones de dólares, con el objetivo de que puedan ayudar a resolver situaciones complejas en escenarios en los que se requiere la intervención de maquinaria con capacidad de interactuar con los obstáculos que se pueda encontrar por el camino.
Por supuesto, el proyecto no está libre de polémica. Hay quien dice que todo es en realidad una farsa, y que la empresa que se esconde detrás de este robot en realidad no tiene historial suficiente como para creer que lo que está mostrando en los vídeos se corresponde con la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada