25 diciembre 2016

Dcloud La primera nube boliviana, dCloud, tiene el potencial de atender a 10.000 firmas

Actualmente hay una tendencia global corporativa, que consiste en acceder a equipos e infraestructura digital, mediante la contratación de servicios, antes que por compra directa. Esto se aprecia, sobre todo, en firmas que usan Tecnología de Información (IT, por sus siglas en inglés). Una empresa que se dedica a ventas on line, por ejemplo, en vez de comprar servidores y gastar en cableado, además de personal, contrata los servicios de una nube o DataCenter.

De esa forma, las firmas dejan de gastar en actividades que no corresponden al negocio o rubro en el que se desempeñan. Las cadenas de comida rápida, por ejemplo, requieren de software contable y de facturación, que implica inversiones en servidores, cableado estructurado y recursos humanos especializados en sistemas. En estos casos como en empresas que tienen redes internas, una parte de los gastos se destinan al mantenimiento y administración de esos sistemas.

En el mundo, compañías de varios rubros dejaron de incurrir en estos gastos, gracias a las denominadas nubes de internet. "Si puedo comprar un servicio de impresión en vez de comprar impresoras, si todo lo que no es el punto neurálgico de mi negocio lo puedo conseguir por servicio, entonces dedico todo mi capital a mi negocio principal y no gasto en servidores, impresoras, PC”, explicó el gerente general de Datec, Cristian Daher.

Datec es la empresa que recientemente lanzó la primera nube boliviana, llamada dCloud. "La nube es una tendencia mundial de cómputo en la cual los clientes ya no necesitan poner ningún tipo de infraestructura en su oficina. Sólo necesitan poner la tecnología de consumo”, afirmó, al referirse a las computadoras, tablets o teléfonos inteligentes.

Esto es posible gracias a que los servidores que usan las empresas que contratan los servicios de Datec están alojados en la nube dCloud.

"La nube es una manera de decir ‘DataCenter’”, explicó el ejecutivo. "Da un servicio socializado sin que el cliente tenga que comprar los equipos. Solamente compra el servicio”, reiteró. "Le ahorramos al cliente desde 30% a 80% de lo que significan las compras habituales de hardware”. Otro beneficio de las nubes tiene relación con la seguridad.

Potencial monumental

La nube de Datec, dCloud, alberga a 30 clientes corporativos, entre bancos, industrias, compañías de seguros, empresas constructoras, importadoras de autos, entre otros. "Nuestro DataCenter puede atender a toda Bolivia y a clientes de afuera. Tiene los servidores más grandes de Bolivia instalados adentro y tenemos capacidad de crecimiento muy grande”, señaló el ejecutivo.

En realidad, la capacidad utilizada, ahora, no equivale ni al 1% de la capacidad instalada de dCloud. "Estamos hablando por lo menos de 10.000 a 15.000 clientes que tendrían que entrar antes de que tengamos que pensar en construir un segundo Data Center”, explicó Daher. En realidad, continuó, cuando el primer DataCenter llegue a un 70% de su capacidad, recién se iniciará la construcción del segundo. "No hay un límite a la cantidad de clientes que podríamos tener”, aseguró.

imagen

Especificaciones elásticas

Los clientes que accedan a dCloud pueden elegir la velocidad de procesador que requieren, la cantidad de memoria, la capacidad del disco de almacenamiento; entre otros factores. Todas estas especificaciones son elásticas. Es decir, si un cliente decide subir la capacidad contratada después de un tiempo lo puede hacer. Incluso, si es demasiado, puede solicitar la especificación original. "El cliente ajusta su demanda de cómputo y la nube se ajusta a sus necesidades”. La capacidad potencial de 10.000 a 15.000 clientes corresponde a especificaciones básicas de procesadores, memoria, almacenamiento, etcétera.

Hasta ahora, estos servicios eran brindados por nubes de otros países. Con Datec ahora se tiene otra ventaja. "El servicio de dCloud entrega factura fiscal boliviana, además el cliente puede visitar las oficinas físicas de Datec en Santa Cruz”, dice un comunicado institucional. "Los clientes pueden acceder a su espacio propio en dCloud mediante una conexión dedicada y exclusiva con el proveedor de telecomunicaciones de su preferencia, lo cual hace que la velocidad de transmisión de datos sea mayor”, explicó el gerente de DataCenter y dCloud, Hugo Lamber.

En el mundo hay otra tendencia llamada "trabajo remoto”. Ésta consiste en que los empleados, para cumplir con sus labores, ya no necesitan acudir a una oficina, pues sólo requieren una conexión a internet. Justamente, ese es otro beneficio de contar con los servicios de una nube, como dCloud, que con sus servicios sube a las empresas bolivianas al tren de las tendencias globales corporativas.
imagen


Un trabajo especializado de dos años

La construcción e implementación de dCloud demandó un trabajo de al menos dos años. Éste fue realizado por el plantel de ingenieros de Datec. Casi no tuvieron dificultades, ya que esta empresa representa a varias marcas renombradas de tecnología.

Datec tiene una experiencia mayor a 15 años, pues fue fundada en 1999. Los fundadores percibieron que las empresas de tecnología de ese entonces no estaban orientadas a sectores corporativos, no tenían un contacto directo con las fábricas y no daban un buen servicio a sus clientes. "Veíamos que las empresas instaladas en ese momento no tenían las características de lo que nosotros queríamos hacer”, recordó el gerente Cristian Daher.

La empresa, en sus orígenes, importaba computadoras IBM, a las que se sumaron más equipos y marcas. "Después de un tiempo, IBM nos dio los servidores, con el tiempo fueron entrando más marcas”.

Cuando fue fundada, Datec contaba con tres empleados. Actualmente da trabajo a más de 215 personas en todo el país. "Estamos en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Tenemos personal contratado y oficinas en El Alto, Sucre, Tarija, Pando y Trinidad”.

Ahora, dCloud es el servicio más básico de la empresa, pues también ofrece telefonía IP en la nube. "En realidad son centrales de teléfonos gestionadas desde la nube y por servicios”. Con esta tecnología, los clientes ya no requieren comprar centrales telefónicas.

"Para utilizar líneas de teléfonos, antes se tenían que comprar centrales, instalarlas y administrarlas. Hoy en día, se adquieren las líneas como siempre, pero las centrales se las ponemos, las gestionamos y administramos nosotros de una manera centralizada en la nube”.

Para conocer a sus clientes, así como otros servicios, como el respaldo o backup o escritorios virtuales, se puede acceder al sitio web de la empresa (datec.com.bo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada