21 noviembre 2016

Expertos bolivianos crean un sistema de registro biométrico


Hecho en Bolivia, ése es el sello que distingue al sistema de registro biométrico que fue desarrollado en la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic). El dispositivo fue elaborado con base en software libre.

"Es el prototipo de diseño de registro biométrico que se ha desarrollado en el área de investigación, que pertenece a la unidad de innovación, investigación y desarrollo de la Agetic. En esta área nos concentramos en el plan de soberanía científica y tecnológica”, informa ingeniero electrónico Daniel Jiménez, quien es integrante del equipo que fabricó este dispositivo de seguridad.

Además de Jiménez, quienes están en el grupo son Ariel Condo, Arturo Hernández, Carlos Remuzzi y Ercik Poppe, entre otros.

La unidad y lo libre

El área de Innovación e Investigación de la Agetic estudia la factibilidad de nuevas alternativas de software y hardware libre. La unidad se formó en febrero y el sistema de registro biométrico se comenzó a producir en junio.

En la actualidad ya operan dos equipos en instalaciones de la Agetic, los cuales, en líneas generales, determinan los horarios del personal, calculan los minutos de atraso y/o compensación o faltas, entre otras funciones.

"Hemos tratado de emular lo que se encuentra en el comercio, en el mercado. Hay equipos similares que reconocen rostro y huella, nuestro objetivo era emularlos, pero el inconveniente es que esos equipos no tenían compatibilidad con software libre, con Linux”, explica Arturo Hernández.

El aparato está conformado por un pequeño ordenador de bajo costo, llamado Raspberry Pi. Éste detenta un procesador ARM, similar al de la mayoría de los celulares, pero está orientado a la enseñanza y el desarrollo.

Este microordenador -como toda una computadora- tiene puertos USB, salida de audio y video y un puerto de red que permite conectar el dispositivo a internet. El aparato utiliza el sistema operativo GNU/Linux, denominado Raspbian, sobre el cual se ha desarrollado un pequeño programa que procesa la información enviada por un sensor biométrico de huellas dactilares y una cámara de cinco megapixeles.

La información generada se guarda en una base de datos en el mismo microordenador. El sistema tienen la capacidad de registrar hasta 235 huellas dactilares.

El equipo trabaja con software libre, que en palabras de Carlos Remuzzi resulta indispensable. "Fortifica la libertad del usuario en general, además alimenta la cultura del conocimiento; eso es importante y entra en el marco de la soberanía tecnológica del país”, concluye.

El plan de soberanía científica y tecnológica guía la búsqueda del Estado de una independencia tecnológica. "Bolivia tiene que ser un país innovador y creativo, tenemos que dejar de tener dependencia tecnológica y a raíz de eso tratamos de construir prototipos diferentes; uno de éstos es el registro biométrico”, manifiesta orgulloso Daniel Jiménez.

Además, este especialista expresa que a medida que se fabrique este tipo de sistemas en proporciones mayores, se abaratan los costos, con lo cual se pude dejar de importar este tipo de tecnología.

Ariel Condo menciona la premisa del director de la institución, Nicolás Laguna, quien tiene la mentalidad de realizar sus propios diseños electrónicos para salir de la dependencia electrónica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada