06 noviembre 2016

Crean ente que une empresas digitales

La fusión entre las empresas basadas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y las consideradas tradicionales puede repercutir en el aumento del PIB del país. En 2014, las empresas de base tecnológica generaron 180 millones de dólares, monto que representó el 0,55% del PIB de esa gestión.

Para el director ejecutivo de la Federación de Empresarios Privados de La Paz (FEPLP), Jorge Quiroga Canaviri, este porcentaje puede ser mayor si se logra que las empresas tradicionales y las de base tecnológica trabajen juntas. Un paso para lograrlo es la constitución de la Cámara Departamental de Tecnologías de Información (CDTI) de La Paz, que actualmente está en desarrollo, por iniciativa de la FEPLP y la Fundación para el Desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación en Bolivia (Fundetic).

Se espera que este nuevo ente empiece a operar el próximo año. "Ya está en proceso, se están haciendo los papeleos y trámites. Se están gestionando las reuniones de aproximación”, explicó Quiroga. "Vamos a constituir la Cámara Departamental de Tecnologías de Información (...).

Hemos identificado más de 700 empresas que trabajan en La Paz, en hardware, en software, en conectividad y en recursos humanos”, afirmó a su vez el presidente ejecutivo de Fundetic, Luis Sergio Valle.

Sin embargo, el anterior número incluye también a empresas informales. De acuerdo a datos proporcionados por la FEPLP, en todo el territorio nacional existen 1.386 empresas de base tecnológica formales. De ellas, 586 (43%) corresponden al departamento de La Paz. Éste es el número que puede fusionarse -de acuerdo a Quiroga- con al menos 85.000 empresas tradicionales registradas en el departamento. "Si dinamizamos aquello vamos a generar efectos, tanto en productividad como en competitividad”, aseguró.

Declaración de La Paz

La iniciativa de crear la CDTI fue ratificada en la Declaración del Foro La Paz Avanza, que se realizó el 27 de octubre pasado. Este evento fue coordinado por la FEPLP, Fundetic y Relais International. El foro nació a partir de un convenio realizado el 20 de octubre de 2010 entre la Gobernación de La Paz y la Federación de Empresarios Privados de La Paz.

Las primeras versiones se realizaron en 2011 y 2012. En 2013 se decidió organizar el encuentro cada dos años. Por ello, la tercera versión se realizó en 2014 y la cuarta, el 27 de octubre pasado.

El eje central de la cuarta versión fue: "Hacia ciudades y territorios inteligentes”. El evento contó con la participación de representantes de los 87 municipios y de la Gobernación de La Paz.

Además participaron algunas universidades, así como funcionarios de la Cooperación Internacional.

"En esta oportunidad quien nos ha dado un gran espaldarazo fue la Corporación Andina de Fomento. Ha traído un expositor de Colombia”, señaló Quiroga. A este especialista se sumaron otros invitados de Ecuador, España y Uruguay, quienes compartieron sus experiencias.

Ciudad inteligente

La constitución de la CDTI también es relevante porque es uno de los pasos para lograr que La Paz sea una ciudad inteligente. "Una ciudad inteligente y sostenible es una ciudad innovadora que aprovecha las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y otros medios para mejorar la calidad de vida, la eficiencia del funcionamiento y los servicios urbanos y la competitividad”, señala un comunicado del encuentro.

Bajo este concepto se asegura que las necesidades económicas, sociales y medioambientales de la población estén satisfechas. Un habitante de una ciudad inteligente, por ejemplo, tiene todo lo que necesita a mano y no requiere ir al supermercado. "Cuando un dispensador de agua se está acabando se genera un pedido (de reposición), explicó Quiroga. Asimismo, un ciudadano no requiere hacer filas en las oficinas públicas, porque éstas adoptan plataformas que facilitan los trámites de la gente.

Otra ventaja radica en que el habitante puede trabajar desde su casa, lo cual se denomina "teletrabajo”. Para las empresas, esta modalidad laboral tiene efectos económicos ya que se reducen los pagos por servicios, como agua y luz. Incluso, se puede dejar de pagar alquileres.

Factor en contra

Sin embargo, un factor que puede perjudicar los avances está relacionado con el retraso que tiene el marco normativo para la tecnología en Bolivia, el cual aún es incipiente. "No hay leyes, no hay decretos, no hay marcos regulatorios que promuevan el tema del gobierno electrónico, del comercio electrónico”, señaló Valle.

Si bien existe la Ley 164 o la de Telecomunicaciones y TIC, hay carencias relacionadas con temas de comercio electrónico, software libre o firma digital. "Bolivia es uno de los pocos países que tiene un marco incipiente en esta materia. No tenemos una ley que promueva la telesalud, el teletrabajo, la protección de los datos personales, de la seguridad de la información. Es decir, tenemos muchos vacíos que nos hacen rezagar en contraposición a otros países”, afirmó.

Esta situación, nuevamente, perjudicaría otra iniciativa de mediano plazo, que tienen la FEPLP y Fundetic. Se trata de la creación de la primera nube para ofrecer servicios de internet a empresas locales. Hay un sinfín de opciones para crearla y las ventajas también repercuten en una disminución de costos para las empresas. Con esta interacción, por ejemplo, en otros países, las compañías no necesitan incurrir en elevados costos de instalación de infraestructura, servidores, ni licencias de software. Pero para ello, la privacidad y la inviolabilidad de datos, debe estar garantizada mediante leyes.

Para difundir los avances en sus distintas iniciativas, la FEPLP y Fundetic organizarán una serie de conferencias virtuales. La más inmediata está programada para diciembre. Asimismo, el 16 de julio de 2016, como una de las actividades de la Feria La Paz Expone, se realizará un foro más grande, que contará con la participación de municipios del resto del país.




Uso responsable de la tecnología

Fundetic entabló una alianza estratégica con la FEPLP para promover el uso responsable de la tecnología.

Esto es necesario porque se ha detectado que los bolivianos usan básicamente la tecnología para ocio, entretenimiento y diversión. Estos usos se dan a través de Google, Skype, YouTube, WhatsApp y Facebook. En Bolivia, por ejemplo, hay cuatro millones de cuentas de Facebook.

Una forma de prevenir el mal uso de la tecnología es impulsar el paso del internet del entretenimiento al internet de la producción mediante la educación, coincidieron los representantes de la FEPLP y Fundetic.




imagen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada