11 noviembre 2016

Conozca a Alias, el copiloto robot



La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (Darpa) y la compañía aeroespacial Aurora Flight Sciences trabajan en un brazo robótico llamado Alias que se encargará del pilotaje del avión en misiones de inteligencia. Las pruebas van bien y este robot ya es capaz de manejar una avioneta Cessna Caravan.

Alias (Aircrew Labor In-Cockpit Automation System) es un robot con un brazo mecánico y tiene un gancho por manos para pilotear el aparato. Cabe en el asiento del copiloto, cuenta con cámaras que monitorizan la posición de los mandos e interruptores de la cabina que leen la información de los instrumentos de a bordo. Esa información llega a un ordenador que se encarga de mover el brazo robótico para que éste efectúe las maniobras necesarias con las palancas y los pedales de la avioneta. Puede distinguir si un aparato está activado o no y puede mover palancas y botones a la posición indicada. Toma en cuenta no sólo su experiencia en un avión sino también el historial de ese tipo de aparato.

El objetivo de la creación de este robot es que el sistema se encargue del pilotaje en misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, de forma que los pilotos de carne y hueso puedan centrarse en analizar los datos recogidos y establecer las prioridades y estrategias -sobre todo en casos de emergencias- en lugar de dedicarse a mantener el aparato en vuelo.

"Queremos aumentar la autonomía del aparato y permitir que los humanos y los robots se enfoquen en las cosas que mejor hacen", expresó John Langford, presidente y director general de Aurora.

El control automático de los aviones mediante sofisticadas computadoras no es nada nuevo. Hoy por hoy casi todos los aviones tienen pilotos automáticos que controlan el aparato la mayor parte del vuelo. Los pilotos intervienen casi exclusivamente en el despegue y el aterrizaje, aunque esas funciones también podrían desempeñarlas las computadoras.

En algunos sentidos, el robot es incluso mejor que el piloto humano, pues reacciona más rápidamente e instantáneamente hace todas las revisiones necesarias ante cualquier eventualidad, según los impulsores del programa.

"El robot lleva consigo el ADN de todas las horas de vuelo de ese sistema, los registros de cada accidente", expresó. "Es como tener un piloto humano con 600.000 horas de experiencia".

El próximo paso de Darpa en este proyecto será añadir un software de reconocimiento de voz para que los tripulantes puedan interactuar con Alias como si fuera un compañero humano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada