28 octubre 2016

Un equipo de bolivianos desarrolla algoritmos para controlar drones

El presente es el momento de lo drones, pero cuando una persona adquiere uno de estos vehículos aéreos no tripulados éste ya cuenta con una configuración, un software que fue desarrollado por alguien más en el exterior. Un equipo de científicos bolivianos está en la última fase de la creación de algoritmos que permitirán controlarlos y asignarles tareas específicas.

Uno de los objetivos de la programación y control del funcionamiento de los drones, a través de estos algoritmos, es que cuando sucedan incendios -un problema recurrente en Cochabamba- el vehículo pueda hacer un mapeo para determinar el avance y alcance de las llamas, y mientras lo hace identifique gracias a fotografías o filmaciones a los culpables del hecho.

"Hoy en día todo el mundo habla de drones, se ha hecho popular, pero en realidad la ciencia no está en comprar y vender drones (...). En Cochabamba tenemos un equipo que está trabajando en algoritmos para controlar los drones y que hagan tareas específicas”, detalla uno de los investigadores y especialista en ingeniería, Francisco Javier Triveño, radicado en Brasil.

Al objetivo inicial sobre control de incendios se suma la evaluación de la deforestación y forestación en Cochabamba, pero además un proyecto de instalación de líneas eléctricas utilizando fotogrametría, técnica para obtener mapas y planos de grandes extensiones de terreno por medio de la fotografía aérea.

Triveño, junto a los ingenieros, con diferentes especialidades, Erik Osvaldo Pozo, Elder Terán, Gabriel Ardiles y los alumnos Erlan Cruz y Mirko Cortez integran el equipo establecido en Cochabamba, y en constante coordinación con el país carioca, que materializará el proyecto.

Uno de los pasos más relevantes fue el pedido de un dron de ala fija, específico para hacer tareas entre una hora y media a dos horas de vuelo, que el grupo de científicos hizo a China y que llegará a Bolivia en alrededor de tres semanas.

"A partir de ese momento, colocaremos los algoritmos en un micro procesador, haremos un modelo de simulación, el software, y unas pruebas. Si todo funciona bien, pasaremos a hacer ensayos en vuelo”, explica Triveño.

Una vez configurado el software del dron se podrá probar varios tipos de controladores con tareas diferentes. Concluido el proceso y dependiendo de los resultados, se buscará publicar el trabajo en revistas científicas internacionales. De momento, el equipo considera que el éxito está garantizado en un 70%.

"Existen empresas en Bolivia que desarrollan software para llevarlos a otras empresas del extranjero, con diferentes aplicaciones. Lamentablemente, en Bolivia no se ha podido llevar los algoritmos de control de un dron a la práctica y en forma profesional”, añade el ingeniero radicado en Brasil.

Se estima que en aproximadamente un año el dron esté listo para controlar incendios y las otras tareas que se tienen planificadas. Triveño sostiene que ha tratado de coordinar la realización de este proyecto con la UMSS y con instituciones como la Alcaldía y la Gobernación de Cochabamba, pero no tuvieron ninguna respuesta positiva.

De los algoritmos al control

Un algoritmo es un conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema, según la Real Academia Española, aunque el debate para determinar su definición lleva décadas.

Pozo y Triveño tienen una especialidad en las áreas de ingeniería aeroespacial, con énfasis en técnicas no lineales aplicadas al control de aeronaves y en control de fuerza y posición de robots manipuladores.

Ambos son docentes en Brasil y trabajan en la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer), una compañía que fabrica aviones principalmente para Estados Unidos y otros países del mundo en Sudamérica y Europa.

Triveño manifiesta que casi todas las máquinas cuentan con un sistema de control. Por ejemplo, en la empresa brasileña él junto a su equipo trabajan y elaboran en una serie de algoritmos para incluirlos en el cerebro de la aeronave. Así se controla el despegue, el aterrizaje y otras funciones imperativas para su funcionamiento correcto.

La transición educativa

Triveño llegó hace dos semanas a Bolivia para dar varios cursos y talleres en diferentes universidades del país a estudiantes de diplomado en ingeniería sobre control avanzando, aplicado a diferentes áreas como eléctrica, petrolera, aeronáutica, entre otras.

"Se trata de dar principios para que quienes se encargan de la aplicación desarrollen los sistemas de control, para el funcionamiento de casi todas las maquinarias que integran su trabajo”, destaca.

Junto a Pozo publicaron el primer libro sobre el tema en Bolivia en 2014. La publicación se denominó Simulación y control de sistemas mecatrónicos y aeroespaciales con Matlab-Simulink® y MathematicaTM y fue traducida al portugués y presentada hace un año.

Según asegura el coautor, la propuesta del libro se enfoca en hacer un cambio en las carreras de Ingeniería en Bolivia, una transición entre lo metodológico de la teoría a la aplicación. Junto a la publicación, el control de este dron será un paso para demostrarlo.



Daros y detalles

El dron El dron que el equipo de investigadores ha comprado tendrá un costo de alrededor de 800 dólares, sin tomar en cuenta el equipo que se la instalará una vez llegue a Bolivia.
Contacto Para saber más sobre el proyecto puede comunicarse al correo electrónico: francisco.vargas@embraer.com.br.

imagen


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada