05 septiembre 2016

Project Alloy. Intel presenta la realidad virtual sin cables



Sin cables y bajo el concepto de "todo en uno" en la experiencia inmersiva. Así concibe el veterano fabricante de procesadores Intel el futuro de esta emergente tecnología.

Project Alloy es el nombre escogido para bautizar a una nueva plataforma de realidad virtual con la que aspira a eliminar de un plumazo una de las principales limitaciones de este tipo de cascos que sumergen a los usuarios a un universo paralelo.

Durante la conferencia Intel Developer Forum celebrada en San Francisco (EEUU), la compañía norteamericana presentó los primeros prototipos de casco de "realidad mixta" que funcionan de forma inalámbrica, lo que permitirá a los usuarios utilizar el dispositivo sin ataduras ni problemas derivados por el uso de cableado y, además, sin la necesidad de estar conectados a un ordenador como sucede actualmente (Oculus Rift, HTC Vive) o estar atadas a un teléfono móvil inteligente (Gear VR o Cardboard).

Se encuentra, en efecto, en la misma idea que las gafas HoloLens, de Microsoft, que experimenta la realidad aumentada. Precisamente, ambas empresas norteamericanas se aliaron para potenciar la nueva plataforma. Será, a su vez y como es lógico por otro lado, compatible con la plataforma Windows 10 Holographic.

No obstante, y como cabría esperar, la compañía norteamericana, que no comercializará directamente un dispositivo sino que distribuirá la plataforma a partir de la mitad de 2017, ideó un sistema que permitirá crear cascos de realidad virtual que incluirán los diferentes componentes informáticos como un aparato totalmente independiente.

El dispositivo mostrado, fabricado de forma interna para presentar sus virtudes, cuenta con sensores de movimiento y seguimiento, cámaras integradas con la tecnología RealSense, para reconocer objetos procedentes del entorno real y utilizar las propias manos para interactuar con otros elementos del mundo virtual. Y, para ello, han querido aportar un término: realidad mixta.

A esto se le suma una batería, que lo libra de estar anclado a una fuente de alimentación

El CEO de Intel, Brian Krzanich, apuntó desde el escenario que la realidad virtual está destinada a influenciar nuestra forma de trabajar, de divertirnos y de comunicarnos. "Desde la introducción del ordenador personal, nada ha sido tan esencialmente transformador", aventuró el Krzanich.

Tus propias manos

Project Alloy es una mezcla entre realidad virtual y realidad aumentada. Las cámaras en tres dimensiones de las gafas captan las manos del usuario, que de esta forma pueden interactuar con el escenario virtual.

En la demostración de Intel, las manos del usuario se materializaban en el mundo virtual y servían para pulsar un botón e incluso para introducir otros objetos reales, como un billete de dólar, dentro del entorno digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada