19 septiembre 2016

HP compra la división de impresoras de Samsung

La empresa HP es especialmente fuerte en el negocio de las impresoras de todas las gamas de precios y ha decidido dar un paso adelante para tener más control sobre ese mercado y ha adquirido la división de Samsung dedicada a impresiones por unos 1050 millones de dólares, lo que equivale a algo más de 935 millones de euros (aproximadamente).

Con esta operación, la Unidad de Negocio de Impresión de Samsung se separará totalmente de la empresa coreana, y HP obtendrá el control absoluto al adquirir el 100% de los derechos de la división. Se estima que el acuerdo tardará un año aproximadamente en hacerse efectivo.

Curiosos intercambios entre HP y Samsung

HP adquirirá la totalidad de la unidad de impresiones de Samsung, pero la empresa coreana también ha asegurado que realizará una inversión de entre 100 y 300 millones de dólares (entre 90 y 267 millones de euros, aproximadamente) en HP para consolidar posiciones.

La compra de HP se ha fijado en un valor de unos 935 millones de euros con los que la compañía adquirirá el 100% de la unidad de impresiones de Samsung. Se trata de un amplio departamento donde trabajan alrededor de 6000 empleados, de los cuales unos 1300 trabajan en áreas de I + D(Investigación y Desarrollo). Las 50 oficinas están distribuidas por todo el mundo, mientras que el centro de producción se encuentra en China.

Pero la parte más interesante del trato, y que podría ser la motivación principal de HP para realizar la compra, es que en la transacción pasarán a su poder más de 6500 patentes relacionadas con la impresión y los dispositivos de imprenta. HP conseguirá la licencia para explotar todas esas patentes en exclusiva, lo que le permitiría avanzar aún más en el sector y aprovechar todas las innovaciones desarrolladas por Samsung en los últimos meses. De hecho, en las declaraciones oficiales de HP, la compañía ha asegurado que quieren aprovechar la adquisición para introducir innovaciones más que necesarias en una industria que, para ciertos campos, se ha quedado bastante anticuada.

Los nuevos dueños de la división de Samsung aseguran que las fotocopiadoras se han quedado obsoletas porque cuentan con mecanismos muy complejos y gran cantidad de botones que dificultan enormemente su uso, mientras que los procesos de atención al cliente y soporte técnico son complicados porque cualquier avería puede requerir repuestos difíciles de encontrar. El proceso de reparación es lento y frustrante para los dueños de los aparatos, especialmente para los que cuentan con equipos profesionales necesarios para su trabajo diario (propietarios de copisterías, trabajadores en oficinas y empresas que necesitan realizar muchas copias todos los días, etc.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada