29 agosto 2016

Un robot fisioterapeuta


Acaban de empezar las pruebas del prototipo de un polémico robot para fisioterapia deportiva en Singapur. Sus creadores buscan hacer posible la creación de una rutina de tratamiento repetitiva y de alta calidad para mejorar la recuperación de deportistas, para depender menos de terapeutas cualificados.



En ensayos de la acción del robot, llamado Emma, que son las siglas en inglés de Expert Manipulative Massage Automation, este ya ha tratado 50 pacientes, incluyendo atletas profesionales, para problemas que van del codo de tenista al dolor en la parte baja de la espalda, pasando por rigidez en cuello y hombros.



Emma es un brazo robótico que posee una cámara estereoscópica en 3D y una «mano» para dar masajes, fabricada para esta finalidad concreta, mediante impresión 3D. Utiliza sensores y ejecuta funciones de diagnóstico para medir la reacción de un paciente y la rigidez de un músculo o tendón en particular. El diagnóstico detallado es enviado a «la nube» para que los fisioterapeutas, sin importar dónde estén, puedan supervisar la recuperación del paciente.



Emma ha sido creado por Albert Zhang, de la Universidad Tecnológica Nanyang (NTU) en Singapur, cuya nueva empresa (AiTreat) ha surgido gracias a la universidad.



Emma está actualmente pasando por ensayos con usuarios en Kin Teck Tong, una moderna institución médica con una cadena de clínicas que ofrecen rehabilitación para lesiones y control del dolor a través de la integración de ciencia deportiva avanzada y medicina tradicional china.

1 comentario: