01 agosto 2016

La frontera de Bolivia con Brasil recibe cámaras de alta tecnología para detener el tráfico

El límite entre los dos países pasó a ser monitoreado por cámaras IP de alta definición, para formar un escudo virtual contra el tráfico de drogas, armas y el tránsito ilegal de inmigrantes
Bolivia, 1 de agosto de 2016 - La seguridad de la frontera entre Bolivia y Brasil se está reforzando a través de la tecnología. El Estado de Acre ha invertido en un proyecto de vigilancia, con 70 cámaras instaladas a lo largo de ocho municipios, creando una red de protección supervisada a distancia.
El proyecto está al servicio del sector de inteligencia y estrategia de la Policía Militar de Acre, que ahora cuenta con imágenes para acompañar las ocurrencias típicas de las regiones fronterizas. Otras 37 cámaras ya están en funcionamiento en el interior estado, y este mes de julio se implementarán 33 cámaras más.
Los equipamientos poseen tecnología avanzada, desarrollada por el fabricante sueco Axis Communications. Con las cámaras de alta resolución de Axis y software de ISS, se puede analizar el movimiento de vehículos y el comportamiento de las personas en un período determinado: por donde pasaron, cuánto tiempo permanecieeron en un determinado lugar, con qué frecuencia regresaron al mismo sitio, y si dos o más vehículos estaban juntos en un área determinada, por ejemplo.
"La tecnología de videovigilancia ha evolucionado y hoy permite un monitoreo muy eficiente de áreas críticas en zonas fronterizas - tanto por la alta calidad de la imagen para detectar objetos y personas a kilómetros de distancia, como por el uso de analíticas inteligentes de video capaces de analizar las imágenes e informar siempre que ocurran situaciones atípicas", explica Andrei Junqueira, gerente de ventas de Axis Communications.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada