29 agosto 2016

Implementan un dron para construir mapas en 3D

Para superar los obstáculos de la geografía paceña, repleta de pendientes y mesetas situadas a gran altura, la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgo adquirió un dron, vehículo aéreo no tripulado, para sumar un elemento más a la tarea de monitoreo en el Sistema de Alerta Temprana (SAT).

La pequeña aeronave sobrevuela áreas en riesgo tomando fotografías para que el equipo del SAT construya mapas 3D. Los planos sirven para identificar con facilidad las tierras remojadas en lugares situados a gran altura, esto para luego continuar con el proceso de estabilización de la tierra que previene los deslizamientos.

En las últimas semanas, el dron estuvo "bastante atareado”. El 27 de julio fue empleado para tomar imágenes del deslizamiento de tierras en la zona Niño Kollo, que dejó como saldo una persona fallecida. En base a las fotografías los analistas podrán trabajar para definir las causas de lo sucedido.

El dron también se usó para la recreación en 3D de una meseta de la zona sur, que presenta una fuga de agua que remoja la tierra poniendo a la superficie en peligro de deslizamiento y arriesgando la vida de los habitantes del lugar.

El artefacto recientemente refleja el grado de responsabilidad y compromiso del Gobierno Municipal con la Secretaría de Gestión Integral de Riesgo. Las autoridades municipales han optado por convertir la gestión de riesgo en una prioridad e invertir fuertemente en ese campo, dicen las autoridades.

Se requiere reubicación de zonas de alto riesgo

Ante la imposibilidad de mitigar los riesgos de zonas que se encuentran en riesgo muy alto, el municipio propone un plan de reubicación de zonas. La operación consiste en trasladar a los habitantes de zonas más amenazadas por la inestabilidad del suelo a espacios más seguros.

Para ello se necesita un esfuerzo conjunto de las autoridades de la alcaldía y del Estado. Ese fue el caso de la urbanización Bicentenario, entregada en 2010, que brindó hogar a las familias afectadas por el deslizamiento de Retamani I y II. En esa experiencia, las autoridades entregaron un terreno para que el Estado pudiera invertir en la construcción de bloques de departamentos.

El Gobierno Municipal también entregó terrenos en la urbanización Taypijahuira a los damnificados del megadeslizamiento de 2011, quienes abandonaron los albergues temporales para instalarse en nuevos hogares.

Con la implementación de un plan de Ordenamiento Territorial Municipal se pretende hallar áreas disponibles para obras de expansión urbana que no presenten riesgo de deslizamiento de tierras en altos índices.

El 10% de las zonas de la urbe paceña se encuentran en alto riesgo por la inestabilidad de los terrenos. La propuesta de reubicación de zonas se enfoca en la premisa de otorgar a los ciudadanos condiciones de mayor seguridad en sus viviendas y a la vez prevenir un nuevo desastre.

Los expertos coinciden en que el fenómeno de El Niño y el cambio climático agravan la situación. A principios de año se daba la noticia de que El Niño de este año sería el "más fuerte” de los últimos; y sobre lo segundo, son conocidos los impactos que se están comenzando a sentir.

Estrategia, 4 áreas de acción

Los ejes Para hacer frente a un desastre, el Municipio emplea una estrategia que está asentada en cuatro áreas de acción: Evaluación, reducción, respuesta y reconstrucción.
Escenarios El mapa de riesgos, que divide sectores de la mancha urbana de La Paz, detecta un 31% de zonas en alto y muy alto riesgo; además de 41% de los barrios presentan un riesgo moderado.
Vigilia El Sistema de Alerta Temprana se ocupa de monitorear permanentemente La Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada