10 agosto 2016

Crean un gato dron


El holandés Bart Jansen es un inventor de profesión y taxidermista por afición. Se le conoce por el dron que diseñó y elaboró con el cuerpo disecado de su gato mascota, Orville.

Jansen empezó a coleccionar animales muertos y disecarlos en 2007 para una publicación llamada Observer´s Book of Roadkill, que podría describirse como el "Libro del observador de animales muertos en la carretera". Tomó unas clases de taxidermia (el arte de disecar animales), pero reconoce que no es el mejor taxidermista del mundo y todavía solicita la ayuda de profesionales.

Aunque siempre quiso ser un inventor dice que tampoco es muy aficionado de los drones ni de los vuelos a control remoto.

Por eso, se asoció con el ingeniero Arjen Beltman, experto en drones para poner su gato a volar.

"Quería hacerle un monumento a mi gato que se llamaba en honor a Orville Wright, uno de los hermanos Wright (pioneros de la aviación)", explicó.

Les tomó más de 12 meses y tres versiones antes de que el gato Orville pudiera volar. Pero esto no acabó ahí. Jansen convirtió ratas, tiburones y avestruces en drones voladores. Incluso hizo un submarino con un tejón. Su proyecto futuro es construir un helicóptero, con una vaca, para que pueda volar con sus amigos.

“Será como un trasportador bovino de personal volador”.

Hasta ahora ya recibió varios pedidos para convertir las mascotas de otras personas en drones. La mayoría es de EEUU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada