26 agosto 2016

Alter controla sus propios movimientos



El profesor de Ingeniería Robótica Hiroshi Ishiguro de la Universidad de Osaka lo hizo de nuevo. Tras presentar años atrás a su gemelo, un robot idéntico a él, ahora reveló a Alter, un robot humanoide capaz de controlar sus movimientos en respuesta al ambiente en donde se encuentre.

El nuevo androide fue presentado en el Museo Nacional de Ciencia de Tokio (Japón).

Este androide es muy similar a un ser humano tanto por dentro como por fuera. Su cara, cuerpo y sus movimientos se parecen bastante a los de una persona.

Y es que el robot Alter es capaz de moverse libremente, no sólo utilizando ciertos movimientos y patrones de los que disponga en su memoria, sino también creando sus propios desplazamientos. Esta novedad se pudo lograr gracias a 42 actuadores neumáticos distribuidos por el cuerpo del robot, sobre todo gracias a un generador central de movimientos que le sirve como cerebro de operaciones.

Ese generador de movimientos replica una red neuronal central y le permite al robot crear movimientos propios. Los parámetros bajo los que se crean esos movimientos están influenciados por los datos que recogen unos sensores de proximidad, temperatura y humedad.

Quienes han podido presenciar al robot en acción comentan que sus movimientos no terminan de parecerse a los movimientos de una persona humana, pero de algún modo si consiguen transmitir la sensación de que son movimientos producidos por un ser vivo.

La creación de este robot significa un paso más en el proceso de crear máquinas más autónomas. Ya no se trata de dotar al robot con una serie de movimientos posibles, sino de darle un esqueleto más o menos flexible y confiar en el aprendizaje de la máquina. Quizás por esto y para restarle solemnidad al avance le han dado la posibilidad de cantar, algo que sí es aterrador.

Los responsables de Alter y trabajadores de la Universidad de Osaka, quienes han trabajado en máquinas humanoides con anterioridad, se alegran de que la creación se aleje de la imitación de movimientos humanos para crear sus propios movimientos que siguen transmitiendo cierta impresión de presencia, de algo vivo a su manera.




1 comentario: