21 julio 2016

AULAS TIGO RURALES LLEGAN AL ALTIPLANO BOLIVIANO



El Centro de Educación Especial Achacachi, ubicado en la provincia Omasuyos del departamento de La Paz, es el nuevo beneficiario del proyecto Aulas Digitales Tigo de Apoyo Motriz para niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad, que ahora se está implementando en zonas rurales del país.

Este proyecto se inició en 2015 con la inauguración de aulas digitales urbanas en las principales ciudades de Bolivia. El desafío para este 2016 es llevar estas aulas hasta las zonas rurales.

Con el Aula Digital Tigo Achacachi se completan las 15 aulas digitales en funcionamiento en toda Bolivia. El proyecto consiste en equipar ambientes con instrumentos de última generación (Xbox One con Kinect y tablets) para ayudar a niños con necesidades de educación especial en el desarrollo de habilidades motrices, cognitivas, sociales y del leguaje. Gracias a estos equipos, ellos acceden a distintas aplicaciones didácticas y juegos, específicamente adaptados a sus necesidades.

"Fieles al compromiso de Responsabilidad Corporativa y a nuestra propuesta de inclusión digital llegamos a 3.840 metros sobre el nivel del mar, a la ancestral Achacachi, antiguamente señorío aymara de los Umasuyus, lado este del lago Titicaca, trayendo inclusión digital para la educación especial”, señaló Nadia Eid, gerente de Comunicacion y RC de Tigo.

"Hemos comprobado que la tecnología juega un rol importante en el desarrollo de habilidades en las personas con discapacidad desde temprana edad y mejora la calidad de vida de ellos y su entorno”, añadió la ejecutiva.

Las aulas digitales de apoyo motriz son amplios espacios donde, tanto niños como padres y educadores, interactúan para promover el aprendizaje. Por medio de recursos visuales, táctiles, expresivos y auditivos, se desarrollan nuevos conocimientos y habilidades teniendo en cuenta las características específicas de cada edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada