10 junio 2016

Video Negocios duplican ventas de estufas y secadoras



Hace más de tres semanas que el frío y la lluvia en Santa Cruz crearon un escenario en el que los cruceños, de urgencia, tuvieron que salir y equiparse con distintos electrodomésticos para hacer frente a las bajas temperaturas.

En esta coyuntura los centros comerciales, en especial los de La Ramada, fueron los más beneficiados. De la noche a la mañana las ventas de estufas y secadoras de ropa se duplicaron y la demanda de secadoras de cabello, teteras eléctricas y planchas no deja de incrementarse.

Daniel Chuquimia, propietario del comercial Darling, explicó que la demanda de estufas desde hace unas tres semanas no para.
“Todos quieren una estufa y las que tenemos son chinas, la más barata cuesta Bs 150”, explicó Chuquimia.

Para Arturo Sosa, propietario del comercial Sosa Hnos., las ventas de estufas pasaron de siete unidades al mes a unas 14 en tres semanas.
Mientras que la venta de secadoras de ropa, un electrodoméstico venido a menos en tierras tropicales, trepó de dos unidades al mes a cuatro en un par de semanas.

“Es un equipo que se vende a partir de los $us 350 y a pesar de su costo las ventas son el doble”, indicó Rosario Mendoza, una vendedora de La Ramada.

Otros artículos

Leticia Aquinio, propietaria del comercial Jhaquelina en la Isabel Católica (La Ramada), detalló que, luego de las estufas, en su tienda las que más se venden son las secadoras de cabello que hay desde Bs 80 hasta Bs 350.

“Muchos las compran para secar el cabello a sus hijos que deben ir temprano al colegio y así evitar que se enfermen”, señaló Aquino.
Los hervidores o jarras eléctricas también son artefactos de alta demanda, pues de 15 unidades del mes en esta temporada de frío se llegaron a vender más de 20.

Lo mismo pasa con las planchas que se ofrecen a partir de los Bs 50.
“Todos quieren tener algo caliente sin tener que salir de su cuarto. Por eso las teteras son un éxito de venta”, puntualizó Aquino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada