30 junio 2016

Calificación de riesgo país afecta a telefónica Entel

Moody´s Latin America (MLA), agente de calificación de riesgo, cambió la perspectiva de Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) de estable a negativa. Las calificaciones podrían bajar aún más si baja la calificación del Estado boliviano.

La nueva calificación se fundamenta en la decisión de Moody´s Investors Service del 10 de junio de cambiar la perspectiva de la calificación de bonos del Estado de Bolivia de Ba3 a negativa, de estable.

PRINCIPAL ACCIONISTA

El agente de riesgos señala que la perspectiva negativa de las calificaciones de Entel, considera la perspectiva de las calificaciones del Estado de Bolivia (Ba3 negativa), que es propietario de 97.5% de las acciones de la empresa de telecomunicaciones a través del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

DÉFICIT Y PAGOS

“El cambio de la perspectiva del soberano a negativa de estable incorpora presiones fiscales y de la balanza de pagos que resultan del aumento en los déficits fiscales y de la cuenta corriente de Bolivia aunado a la falta de medidas de ajuste fiscal para compensar los menores ingresos de hidrocarburos”, señala el informe emitido el 28 de junio.

OPERACIONES

La afirmación de las calificaciones de la familia corporativa en escala global y escala nacional de Entel SA. de Ba3/Aaa.bo considera la fortaleza operativa de la compañía entre sus pares y su fuerte liquidez. Las calificaciones de Entel S.A. también están soportadas por su posición líder en el mercado del negocio inalámbrico y su generación estable de efectivo.

MODESTA ESCALA

A pesar de operar en una industria muy demandante de capital, según la calificadora, Entel tiene mínimas obligaciones de tipo deuda y mantiene suficiente efectivo en caja. Las calificaciones de la estatal están restringidas por su escala modesta al compararla con sus pares globales, una cartera de productos extensamente limitados al negocio inalámbrico de prepago, y un crecimiento de ingresos presionado por el entorno operativo altamente competitivo de Bolivia, así como por limitaciones macroeconómicas.

Moody´s estima que hasta finales de 2017, Entel continuará realizando importantes inversiones de capital que generarán flujo de efectivo libre negativo de manera sostenida. Las calificaciones de estatal también reflejan la aplicación de la metodología de incumplimiento conjunto de Moody´s para emisores relacionados con el Estado (GRI, por sus siglas en inglés).

Las calificaciones de Entel combinan: (i) la estimación del riesgo crediticio base (BCA, por sus siglas en inglés) de ba3 subyacente de Entel y (ii) la disposición y capacidad del Estado de Bolivia de dar apoyo crediticio a Entel en un escenario de dificultad.

DEPENDENCIA

La capacidad del Estado boliviano de dar apoyo a Entel se mide por su calificación de Ba3 con perspectiva negativa, debilitada un tanto por la moderada dependencia del Gobierno y de la compañía en factores crediticios que pudieran ocasionar estrés en ambos de manera simultánea.

Moody´s considera que la disposición del Estado de dar apoyo a la compañía en caso de estrés financiero. es alta. Las calificaciones podrían bajar si baja la calificación del Estado de Bolivia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada