23 mayo 2016

Uso de drones para forestación

Los drones son un invento revolucionario y solo acaban de nacer. Como es sabido, su utilidad resulta asombrosa en muchos ámbitos, incluyendo sus aplicaciones verdes, como el uso de estos artefactos para la prevención y detección de incendios.

También se están empezando a utilizar en la agricultura, en especial en lo que respecta a la silvicultura; disciplina que se ocupa del cuidado y la explotación de los bosques.

En esta nota, se presenta el ambicioso proyecto de un equipo de ingenieros de la universidad de Oxford, que están tratando de aprovechar la capacidad de los drones para utilizarlos como plantadores

de árboles a gran escala, y así sembrar más de mil millones de árboles anuales; los cuales estarían programados y diseñados específicamente para cumplir ese trabajo.

Lauren Fletcher, director del proyecto, señala que su objetivo es acabar con la deforestación a pasos agigantados, de una manera práctica e innovadora. “Queremos aplicar una gran solución a un gran mal, siguiendo el consejo de la popular frase que aconseja solucionar grandes males, con grandes remedios”, explicó el científico Fletcher.

Más de mil millones de árboles por año

Lauren Fletcher, extrabajador de la NASA, está decidido a mandar un ejército de drones, los que serían capaces de sembrar hasta 36 mil semillas cada día.

La forma de operar sería la siguiente: cuando el dron sobrevuele una determinada zona deforestada, el programa podrá dirigirlo a aquellos puntos más idóneos para dejar las semillas.

Por eso, este tipo de dron se conduce automáticamente, siguiendo una serie de indicaciones de la aplicación de un programa que analiza datos cartográficos en tres dimensiones.

Es así como se decide dónde plantar las semillas, que son disparadas mediante una lanzadera de aire comprimido, lo que

a su vez supone un riesgo de que muchas de ellas no germinen; pero, se prevé un porcentaje de éxito.

La velocidad y automatización del proceso, así como el bajo costo son otras grandes ventajas de proyecto. por lo cual el equipo está optimista y, según sus planes, en unas pocas décadas lo que antes era un erial podría convertirse en una arboleda, en zonas verdes llenas de vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada