02 mayo 2016

Lytro, la cámara que cambiará la forma de grabar cine


La compañía americana Lytro, especializada en desarrollar cámaras plenópticas. A grandes rasgos, una cámara plenóptica atrapa la escena de forma “atómica”, es decir, toma la imagen en miles de pequeñas versiones, en diferentes ángulos y posiciones. Lograríamos un efecto similar al de los ojos de una mosca. Esta cámara estaría computarizada mediante un software que reúne todas las escenas en una sola y con ello podemos incluso crear imágenes 3D sobre la marcha. Lytro nació en 2006 y desde entonces no ha parado de desarrollar sus lentes. La idea con la nació Lytro no es la de hacerse un hueco en el nicho de mercado estándar, sino revolucionar conceptos, como por ejemplo el del cine. Con este objetivo nació la Lytro Cinema, una cámara con 775 megapíxeles RAW que grabando hasta 300 fotogramas por segundo generando hasta 400 gigabytes de información también al segundo. Su técnica es similar a la Lytro Illium pero su sensor es capaz mucha más información, consiguiendo así que el proceso de edición se simplifique considerablemente. Lytro Cinema desafía la física tradicional de captura en la grabación permitiendo a los realizadores capturar imágenes que había sido imposible hasta ahora. Debido a la rica información del conjunto creado entre datos y profundidad, es capaz de virtualizar controles creativos de la cámara, lo que significa que las decisiones que tradicionalmente se han hecho en el momento de la grabación, como la posición de enfoque o la profundidad de campo, se pueden hacer ahora mediante el software una vez que tenemos el material ya captado.

El croma, esa pantalla verde que se sitúa detrás de la escena para posteriormente añadir el fondo que queremos se acabaría de extinguir con esta cámara plenóptica. El sensor de la cámara es capaz de captar la incidencia de la luz desde diferentes ángulos, permitiendo así que en el proceso de postproducción se pueda elegir la profundidad que queramos. Además, gracias al software con el que trabajan estas cámaras podemos elegir in situ el fondo que queremos en la escena con lo que ya no necesitaríamos mantener la pantalla verde de croma. Otra ventaja es que podríamos grabar una escena y enfocar la parte que queramos a posteriori. Quizás también en el futuro se podrían emitir contenidos y elegir mediante un toque de pantalla qué zona queremos enfocar pare seguir visionándola.

Por el momento la Lytro cinema no estará a la venta ya que esta cámara profesional sólo está disponible -con software incluido, en alquiler. El precio asciende a 125.000 euros sumando el servidor, que es necesario para gestionar y editar los contenidos que generemos, ya que son de tamaño desorbitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada