17 mayo 2016

Compras por internet acaban con las tiendas



Los adolescentes tienen la paciencia limitada cuando se trata de comprar ropa. Quieren la moda que ven en las pasarelas sin esperar a que llegue a las tiendas. Y a bajo costo.

Ese "lo veo ahora, lo compro ya” está provocando un verdadero terremoto entre las cadenas tradicionales de ropa juvenil, forzándolas a adaptar sus modelos de negocio y la manera en la que ofrecen la mercancía a través Snapchat, Facebook o YouTube.

"Nos están dirigiendo hacia donde ellos quieren”, admitía hace unos días el diseñador Tommy Hilfiger en un evento del sector, "por eso debemos pensar por delante de ellos y sorprenderlos”. El virulento sismo que azota la industria se acaba de cobrar su penúltima víctima: la popular marca de ropa casual Aéropostale, que fue durante décadas el "uniforme” de los jóvenes de entre 14 y 17 años en Estados Unidos, apunta El País.

La cantidad de cadenas que está acudiendo a los tribunales pidiendo protección frente a los acreedores para reestructurarse es sorprendente, como admiten en Forrester Research. La purga arrancó con la crisis económica y ahora es imposible de frenar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada