25 abril 2016

Sony A7RII


Llega la A7RII de Sony que es la sucesora de la A7R original y se convierte en la quinta cámara sin espejo de fotograma completo de la serie. Se presentó en junio de 2015 y se mantiene como la cámara de más alta resolución de Sony hasta la fecha, ya que cuenta con 42 megapíxeles frente a los 36 de su predecesora, la A7R. Es la primera con un CMOS de fotograma completo (full-frame) con iluminación posterior y 42 millones de puntos, lo que le permite un mejor desempeño en condiciones de poca luz permitiendo a las sensibilidades extenderse hasta 102.400 de ISO. Permite la grabación de vídeos a 4K de forma interna y decimos de forma interna porque con la A7S Sony permitía grabar a 4K pero con un grabador externo. Está compuesta por una pantalla giratoria de 3 pulgadas no táctil y uno de los mejores visores electrónicos del mundo, con un resolución de 2,4 millones de puntos, tecnología OLED XGA y con un aumento masivo de 0,78x. Además, incluye conectividad Wi-Fi con tecnología NFC, un selector de modo de bloqueo, 5 fotogramas por segundo de disparo continuo y un obturador con un sistema electrónico de primera cortina que reduce las vibraciones.

El cuerpo de la cámara es prácticamente un clon del de sus antecesoras, la A7 y la A7R, con algunas mejoras que hacen que su manejo sea bastante más cómodo y seguro. El cuerpo de la cámara es más grueso que los modelos anteriores para dar cabida al estabilizador incorporado y además cuenta conuna empuñadura antideslizante más conseguida, que permite un agarre seguro y ergonómico. Es una cámara de formato completo y de construcción sellada con unas medidas de 127 x 96 x 60 milímetros y un peso de 625 gramos incluyendo la batería. A pesar de que nosotros la hemos probado con un FE 24-240, un objetivo precisamente no muy ligero, sigue siendo más liviana que algunas réflex de categoría similar, como por ejemplo la Canon EOS 5DS (r) que mide 152 x 116 x 76 milímetros y pesa 925 gramos con batería. En términos de calidad de construcción, la A7RII está un paso arriba de las anteriores A7 gracias a un mayor uso de aleación de magnesio en el acabado del cuerpo y una montura para las lentes mucho más robusta. A pesar de no contar con una pantalla táctil, encontramos accesos directos a muchas opciones de configuración personal de los mandos. En cuanto a los controles tenemos, en la parte superior, una zapata de interfaz múltiple, el dial de modo en el que podemos ajustar los modos de disparo y seleccionar también aquí la grabación de vídeo, los botones de disparo personalizados C1 y C2 y el dial de compensación y exposición.

En cuanto a la pantalla equipada en la A7 RII, la cámara monta un panel LCD de 3 pulgadas con una imagen muy vibrante. Se puede inclinar para facilitarnos la visibilidad y, al igual que el visor, se puede superponer un histograma en tiempo real para indicarnos los niveles de inclinación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada