17 abril 2016

La electrónica ya es una herramienta escolar

Desde mayo de 2012, Sawers busca elevar el nivel de producción electrónica en Bolivia a partir de la descentralización del conocimiento sobre este sector, “aprovechando el hardware y software libre en la enseñanza y la producción robótica”, informa Sergio Sánchez, gerente de la empresa.

Actualmente, esta institución se encarga de la gestión logística para la ejecución de la olimpiada de robótica, organizada anualmente por el Ministerio de Educación. También realiza los exámenes de competencias a los estudiantes que se postulan.

Sawers brinda, asimismo, cursos de robótica educativa a niños y adolescentes. El método de enseñanza está pensado para que los participantes aprendan a partir de la práctica. “La idea es permitir que los niños y estudiantes de nivel secundario incursionen en el diseño de robots para que estén preparados al llegar a la universidad”, comentó Rubén Cruz, diseñador electrónico de Sawers.

A través de estos cursos, Leonardo Viscarra, de 12 años, recibió la primera pieza ortopédica producida por Sawers. “Él se inscribió a nuestros talleres educativos, motivado para crear su propia prótesis. Su tenacidad nos inspiró para incursionar en este rubro. Con el apoyo de sus padres empezamos a experimentar y logramos buenos resultados, fue la primera mano ortopédica que imprimimos”, recuerda Jhonny Chiri, representante de Sawers.

Además de los talleres educativos, esta empresa fabrica e importa impresoras 3D para comercializarlas. Los precios rondan los 750 dólares y 1.200 dólares. Para este año prevén ofrecer impresoras 3D capaces de imprimir piezas de un metro por un metro de diámetro pensadas para el sector industrial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada