29 abril 2016

Ideas innovadoras para la NASA

Un traje impulsado por dióxido de carbono (CO2) como transporte para los astronautas en Marte y una aplicación que brinda información para el vuelo de drones, fueron los dos proyectos ganadores del "Internacional Space Apps Challenge" Cochabamba, el hackathon mundial de la NASA que se realizó en 180 sedes de forma simultánea.

El "International Space Apps Challenge" (Desafío internacional de aplicaciones espaciales) es un hackathon internacional donde equipos multidisciplinarios se unen para desarrollar soluciones innovadoras que contribuyan a mejorar la vida en la Tierra y las misiones de exploración espacial.

En Cochabamba, unas 150 personas de entre 11 y 28 años participaron por tercer año consecutivo del evento que se realizó en la Universidad Privada de Ciencias Administrativas y Tecnológicas (Ucatec). Se conformaron 10 grupos.

La NASA estableció seis categorías para que los participantes desarrollen sus proyectos, en: tecnología, aeronáutica, estación espacial, sistema solar, Tierra y viaje a Marte.

Cada equipo eligió una categoría y trabajaron con datos reales proporcionados por la NASA para resolver diversos problemas.

Un jurado compuesto por expertos en el tema seleccionaron los "dos equipos ganadores que participarán de la 'fase internacional' donde ingenieros de la NASA calificarán y elegirán a los 15 mejores proyectos de todo el mundo", explica René Polo, organizador del evento.

En el hackathon también se eligió un tercer equipo ganador que fue elegido por el público, a través de Facebook. El proyecto de drones que se encargan de limpiar la basura espacial fue el más votados por la gente.

Los equipos seleccionados tienen que elaborar un video de 30 segundos explicando su proyecto -en inglés- y subirlo a la página oficial del concurso "Internacional Space Apps Challenge" de la NASA para participar de la competencia internacional que se realizará en línea.

Desarrollar tecnología

"Hay mucho talento en los participantes, tienen perspectivas grandes y un objetivo muy claro en su vida que está relacionado con desarrollar tecnología", comenta Joacyr Flores, vicerrector de innovación y emprendimiento de la Ucatec.

"El jurado destacó el dominio científico-técnico de los participantes sobre los proyectos que desarrollaban", señala Flores, "hablaban con mucha propiedad sobre física, astronomía, el espacio y demás temas", recalca.

Transporte en Marte

El primer lugar de la competencia la ganó el grupo Red Horizon Project que desarrolló un traje impulsado por dióxido de carbono (CO2) como transporte para los astronautas en Marte.

"Es un JetPack, un paquete de vuelo personal, al que lo denominamos MAT (Transportacion aeronáutica en Marte, por sus siglas en inglés)", explican los integrantes del grupo.

"Con este proyecto estamos solucionando un problema actual en Marte, el transporte de los astronautas en el planeta", dicen. Además, continúan, se está haciendo uso como combustible un recurso abundante y disponible: el CO2 (95%).

Gracias al sistema que diseñaron, MAT podrá funcionar de día y noche. Alcanzará una velocidad máxima de 124,8 kilómetros por hora.

Para desarrollar este proyecto, los del equipo dividieron su trabajo en física, diseño, materiales y programación.

Juan Andrade, Santiago Eid, Emanuel Acosta, Gerson Trujillo, Santiago Caballero, Samuel Quispe y Eddy Santos conforman el grupo Red Horizon Project.

Aplicación para drones

El segundo lugar de esta competencia la obtuvo el equipo Eagle Fox con una aplicación que brinda información para el vuelo de drones.

"Este sistema informa al cliente a través de una aplicación móvil de qué lugares son peligrosos para que no vuelen sus drones -como áreas restringidas y zonas militares-. Además, brinda datos climatológicos (viento, humedad, ráfagas) y les permite visualizar el lugar mediante los mapas", explica Igor Buergo, uno de los integrantes.

El sistema cuenta con dos drones y se basa en la fábula del águila y el zorro que prometieron cuidarse, cada uno compartía la información desde sus lugares.

El dron Fox (zorro) -terrestre- envía un paneo mediante visión artificial y mediante Kinect de los peligros que puede haber alrededor.

Eagle (águila) -dron aéreo- hace un paneo de ocho kilómetros a la redonda y va informando de todos los peligros que puede haber. Estos dos drones recolectan la información que alimenta el sistema. El sistema lo procesa y usa servicios que hay en la web. Todo esto se procesa y se envía a la aplicación que es consultada por los clientes.

Este grupo, es el más grande, cuenta con 20 integrantes: Edmundo Nogales, Igor Buergo, Jonathan Huayta, Deybid González, Neidy Tapia, Jhovan Rojas, Maricela Chavarría, Carla Florida, Jorge Encinas, Andrés Zurita, Alexander Marquez, Gabriel Ovando, Cristhian Encalada, Rafael Ramírez, Wilson Mamani, Vladimir Céspedes, Óscar Gamboa, Alfredo Solis, Juan Mejía y Geovanna Gil.

Limpiar la basura espacial

Con la finalidad de que se pueda reducir la basura espacial y motivar a la exploración y carrera espacial a gran escala, el tercer equipo ganador desarrolló el prototipo de dos drones: Wall-e y Eve.
Estos drones espaciales se encargarán de recolectar, tratar y desechar grandes cantidades de basura espacial.

Alejandro Nuñez del Prado, Daniel Quiroga, Jhohans Noza, Marcelo Salazar, Verónica Guibarra, Carlos Salvatierra, Diego Acosta, Jorge Gonzales, Sabrina Retamozo y Erick Ticonipa.



HACKATHON: Un hackathon es un maratón de "hackers". Los "hackers" son personas que juntan recursos para construir algo nuevo, planter una solución o crean un prototipo.



JETPACK: MAT

MAT, paquete de vuelo personal, funciona con dióxido de carbono (CO2) y compresión.

Tiene libertad de movimiento (arriba, abajo, adelante y atrás)

Entre los componentes de este medio de transporte están: alternador, compresores, tanques de gas, tuberías, turbinas direccionales y propulsor.

El tema eléctrico y energético se va autosustentar. Además, se va poder autorrecargar, no serán necesarios grandes implementos para ello.

Los astronautas podrán avanzar grandes distancias y recopilar bastante información en tiempos cortos.



EAGLE FOX

Ambos drones, el terrestre (Fox) y el aéreo (Eagle), están cargados con inteligencia artificial que los hace autónomos y cuentan con varios sensores.

Además, Eagle por el trabajo que realiza -volar- tiende a gastar más rápido su batería. Por ello, Fox cuenta con una plataforma para reabastecerlo mediante carga inductiva. Eagle aterriza sobre Fox y se recarga.

Fox cuenta con Kinect por lo cual brinda buenos datos de profundidad, es más robusto y sus baterías pueden durar mucho más tiempo. Este dron cuenta con muchas de sus partes impresas en impresora 3D. Cuenta con paneles solares.

El objetivo del proyecto es salvaguardar el dron.



WALL-E AND EVE

El dron espacial Wall-e suelta al espacio a cuatro drones llamados Eve que cargan una red. Estos cuatro drones siguen a una Eve líder que los guía hacia la basura.

Los cuatro drones atrapan la basura, cierran la red y la arrastran a una órbita cercada a Wall-e para que la lleve a una zona más cercana a la atmósfera.

"La atmósfera tiene cambios diferentes al del espacio y esta basura se desintegraría", explican los del equipo.

El proyecto está diseñado para desarrollarse en la órbita Leo.

Al despejar la basura ya no sería tan complicado mandar naves al espacio, señalaron los integrantes del grupo ganador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada