18 marzo 2016

Una piel para los robots

Un equipo de ingenieros norteamericanos han creado una piel artificial con características muy similares a las de la piel de los pulpos. Esto podría significativamente alterar la robótica como la conocemos, ya que dicha piel sería usada para ‘vestir’ a los robots y así darles una apariencia más humana. Sin duda, la robótica ya no se trata sólo de la máquina y la inteligencia que se le pueda otorgar, sino que hemos llegado al punto donde la apariencia será un factor determinante en el campo.

El comunicado, publicado de por la Asociación Estadounidense para el Avance de las Ciencias (AAAS), se afirma que la piel puede estirarse hasta en un 500% de su tamaño original. El equipo de investigadores a cargo de su desarrolló trabajó por largo tiempo en la perfección de la piel, y los resultados que han obtenido han sido muy favorables. La cede del proyecto ha sido la Cornell University, en la isla de Ítaca, al norte del estado de Nueva York..

Según la Asociación Estadounidense para el Avance de las Ciencias, el tejido. además de estirarse, es capaz de sentir la presión y emitir luz, funciones que se encuentran también en la piel de los pulpos, y que les facilitan el desarrollo y la supervivencia.

La línea de tecnología denominada ‘señalización óptica’ podría estar a punto de cambiar a causa de esta invención ya que el tejido lleva incorporado en sí mismo una matriz de sensores diseñados específicamente para ella que le permite emitir luces de colores, lo cual podría fácilmente ser usado para la creación de pantallas.

De momento, se ha dado a conocer que los robots prototipos en la que esta nueva piel esta siendo probada se arrastran por todo tipo de suelos (como serpientes), para probar al máximo la resistencia de la piel, y a la fecha, todas la pruebas han resultado satisfactorias. De esta forma los científicos de la Cornell University han mostrado que la personalización de los robots está muy cerca de hacerse un realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada