23 marzo 2016

Nuevo sistema para cargar páginas web más rápido

El MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) ha creado una nueva técnica que permitirá a los navegadores cargar las páginas un 34 por cierto más deprisa, lo que será, sin duda, un verdadero respiro para usuarios y empresas. Las conexiones a internet se encuentran en continua evolución según los nuevos formatos que van apareciendo. Si hablamos de resoluciones 4k y 8k para vídeo, es algo que exige una mayor agilidad en las conexiones.

Para solucionar el problema con la velocidad de carga en el momento de estar navegando por Internet, el MIT ha desarrollado Polaris, un nuevo sistema que descarga los objetos de la web a la misma vez, disminuyendo así el tiempo total de carga. Tal y como habría explicado Ravi Netravali, investigador del MIT y responsable de este proyecto, si un navegador tarda en descargar un dato hasta 100 milisegundos, con Polaris se minimiza el tiempo para acelerar el proceso.

Al parecer Polaris ya habría sido probado en unas 200 páginas web, algunas tan populares como ESPN o Wikipedia. El sistema será presentado esta próxima semana y habría tardado en ser desarrollado dos años. El profesor del MIT James Mickens, encargado de dirigir el proyecto, ha explicado el funcionamiento de Polaris estableciendo una comparación. Mickens ha comparado a Polaris con el viajero que llega a una nueva ciudad con el propósito de descubrir nuevos lugares. Si la persona tuviera una lista con todas las localidades de antemano podría visitar más sitios. Sin ella se ve obligado a descubrir todo conforme avanza, lo que supone una pérdida de tiempo. Polaris sería esa lista.

El director del proyecto ha afirmado que para un navegador cargar todos los objetos de una página es como para un viajero visitar todas las ciudades. Polaris da una lista con todas ellas antes de comenzar, lo que permite ganar tiempo. Otra de las ventajas de este nuevo sistema sería el hecho de que podrá implementarse en los navegadores sin necesidad de que tengan que ser modificados. Polaris no solo permitirá a los usuarios aumentar la velocidad a la hora de conectarse a la red, también podría suponer una ganancia de beneficios para las grandes empresas. Por ejemplo Amazon calcula que por cada retraso de 100 milisegundos pierde un 1 por ciento de sus beneficios. Como decimos, no faltaría mucho para conocer mejor a Polaris. Si la tecnología resulta un éxito y termina por comercializarse, podría acabar siendo toda una revolución en nuestra manera de consultar Internet, centrándose más en la información y menos en el tiempo de espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario