11 febrero 2016

Video Gabriela Zapata conversó con EL DEBER

¿Cuándo y cómo llegó a la empresa CAMC? Trabajo en la empresa desde noviembre de 2013. Hice consultorías con un grupo empresarial internacional y ellos fueron los que me recomendaron, no el presidente (Evo Morales).

¿Usted es abogada?
Sí, soy egresada de Derecho.

¿En San Simón?
No.

¿No tiene título?
Ya están malinterpretando. Voy a mostrar mi título. No firmo como abogada. Se dijo que no puedo ejercer ningún cargo porque no estoy registrada en el Colegio de Abogados. Yo no firmo memoriales.

¿Cuántos proyectos se firmaron con usted como funcionaria de la empresa?
Se han hecho cinco, lo demás es mentira. El Ingenio Azucarero de San Buenaventura, la compra de tres taladros de perforación, la represa de Misicuni, la planta de potasio y el tren Bulo Bulo-Montero, con el que tenemos problemas. Tres de ellos se consolidaron antes de que entre a la empresa. Por otra parte, en todos los casos se realizaron licitaciones públicas internacionales.

Fueron procesos abiertos, pidan los antecedentes, vean quiénes se presentaron y por qué se adjudicó a CAMC.

Y en los dos proyectos que se hicieron durante mi gestión no intervine en proceso administrativo alguno. Consideramos que todo esto tuvo objetivos políticos. La empresa vale cuatro veces Bolivia. La inversión en Bolivia es mínima

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada