20 febrero 2016

Inteligencia artificial y robots podrían provocar desempleo masivo, advierten científicos

Los científicos han advertido acerca de la grave posibilidad de desempleo masivo que podría afectar a todos, desde los conductores hasta los trabajadores sexuales, provocado por los grandes avances en el desarrollo de la inteligencia artificial y la robótica.

Después de muchos intentos fallidos, las máquinas inteligentes han llegado a un punto a partir del cual pronto reemplazarán a los trabajadores humanos en todos los sectores de la economía, anunciaron informáticos de alto rango en la reunión de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia que tuvo lugar en Washington este fin de semana.

"Estamos llegando al momento en que las máquinas serán capaces de superar a los seres humanos en casi cualquier tarea", dijo Moshe Vardi, profesor de informática de la Universidad Rice en Texas. "La sociedad necesita enfrentar este asunto antes de que ocurra: si las máquinas son capaces de hacer casi cualquier trabajo que puede hacer un ser humano, ¿qué harán los seres humanos?"

"La inteligencia artificial está pasando rápidamente de la investigación académica al mundo real, impulsada por el 'aprendizaje profundo' y los grandes datos", dijo Bart Selman, profesor de informática de la Universidad Cornell. "Los sistemas informáticos están comenzando a 'escuchar' y 'ver' de la forma en que lo hacen los humanos (. . .)  y a operar de forma autónoma entre nosotros".

Selman dijo que compañías como Google, Facebook, IBM, Microsoft y muchas otras "están incrementando las inversiones en sistemas de inteligencia artificial en el orden de los miles de millones de dólares al año".

Los profesores Vardi y Selman están de acuerdo en que los gobiernos (y la sociedad en general) no están haciendo frente a la reciente aceleración de las investigaciones en materia de inteligencia artificial y robótica, en áreas que van desde los automóviles sin conductor hasta el procesamiento de información.

"Una respuesta típica es que si las máquinas van a hacer todo nuestro trabajo, nosotros podremos dedicarnos a realizar actividades de esparcimiento", dijo Vardi. "No creo que esto sea un futuro prometedor. Creo que el trabajo es imprescindible para el bienestar humano".

Selman ayudó a redactar una carta abierta emitida el año pasado por el instituto Future of Life de Cambridge, Massachusetts, en la cual se solicitaba a los políticos que examinaran los riesgos asociados con las máquinas cada vez más inteligentes. Entre los aproximadamente 10.000 firmantes se encuentra Elon Musk, el empresario de la tecnología cuya compañía Tesla Motors tiene un amplio programa de investigación de la inteligencia artificial destinado a desarrollar automóviles sin conductor.

Musk financiará la investigación de la Universidad Cornell acerca de los beneficios de la inteligencia artificial para los seres humanos. El proyecto predirá si (y, si es así, cuándo) se podría alcanzar la superioridad general de la máquina sobre la inteligencia humana.

Una de las áreas de más rápido avance de la inteligencia artificial es la visión artificial y especialmente el reconocimiento facial, según Selman. "Facebook puede reconocer las caras mejor que cualquiera de nosotros", dijo.

La visión artificial es también esencial para los automóviles sin conductor, los cuales, según predicen los informáticos, se harán presentes en nuestras carreteras durante los próximos 25 años.

Vardi dijo que la conducción automatizada reduciría el número de accidentes en un 90 por ciento o más, en comparación con los vehículos conducidos por personas propensas a cometer errores.

"Sería moralmente muy difícil oponerse a ella, dada la cantidad de vidas que podría salvar", dijo. Sin embargo, aproximadamente el 10 por ciento de todos los empleos en Estados Unidos involucran la conducción de un vehículo, añadió, "y la mayoría de éstos va a desaparecer".

De hecho, Vardi dijo que sería difícil pensar en algún empleo que sea inalcanzable para la robótica y la inteligencia artificial, incluido el empleo de los trabajadores sexuales. "¿Usted desea apostar a que no existirán robots sexuales?", preguntó. "Yo no".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada