22 febrero 2016

¿CÓMO PUEDO AHORRAR TINTA A LA HORA DE IMPRIMIR?



Para ahorrar tinta no hace falta renunciar a imprimir. Hay varias opciones y utilidades que puede utilizar en su día a día para reducir drásticamente el consumo de tinta y alargar el tiempo hasta la próxima recarga o compra de cartuchos.

Primero configure bien las opciones de impresión

Las impresoras salen de fábrica configuradas para imprimir en alta calidad gastando la mayor cantidad de tinta posible. En su configuración encontramos opciones para gastar menos tinta y tóner. Los manuales suelen contar poco acerca de estas opciones, pero están ahí, aguardando a que alguien las use.

Haga clic en el menú Inicio y luego en Dispositivos e impresoras. Cuando vea su impresora haga doble-clic sobre ella y elija “Ajustar las opciones de impresión”.

Lo que verá varía de impresora a impresora, pero casi siempre encontrará las siguientes opciones:

Calidad de impresión: hay que elegir “Borrador” o “Baja”

Resolución: se mide en DPI. Cuanto más baja, menos tinta usa.

Imprimir texto en negro: ideal para ahorrar color.

Ahorro de tóner / cartucho: hay que dejarlo activado

Estas opciones solo aparecen si usa los controladores oficiales de la impresora.

Recuerde que puede utilizar alternativas digitales (PDF, eBooks), con el auge de pantallas de alta resolución, tabletas y libros de tinta electrónica, la impresión se ha vuelto cada vez menos necesaria. Gracias a los documentos en formato digital, puedes consultar y distribuir contenidos sin necesidad de imprimir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada