20 enero 2016

Crean el primer reloj impreso en 3D

El ingeniero suizo Christoph Laimer creó el primer reloj del mundo impreso en 3D en su totalidad y, además, cien por cien funcional.

Es un reloj analógico del tamaño más o menos de una mano cuyas piezas están prácticamente impresas, a excepción de alguna pequeña patilla de metal, tornillos o arandelas necesarias para sujetar la estructura.

Para que el aparato sea funcional, en el corazón del reloj se utilizó un mecanismo llamado Tourbillon, que además tiene una clara limitación: una vida útil de unos 30 minutos por la necesidad de darle cuerda para que funcione.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada