26 enero 2016

Cámaras fotográficas se resisten a morir

Algunas empresas de renombre que salieron al mercado vendiendo cámaras tuvieron éxito y fama en su momento. Ahora, se actualizan para no quedar en el pasado.

El portal de El País de España expone las cualidades de actualización.

Cuando se presentó el iPhone 3GS en 2009, algunas empresas de tecnología fotográfica lanzaron cámaras compactas capaces de publicar fotos en Internet. Hoy, éstas casi han sido borradas del mapa por la competencia de los teléfonos, pero incluso los celulares más avanzados están muy lejos de ofrecer la calidad de imagen y las prestaciones de las cámaras profesionales y semiprofesionales. Además, algunas ya cuentan con tecnología para interactuar con teléfonos y tabletas.

La conectividad inalámbrica permite a los que usan estas cámaras mostrar en redes sociales casi en directo cómo se realiza un proyecto fotográfico; revisar y organizar fotos cómodamente en una pantalla como la de una tableta; editarlas rápidamente en un teléfono o incluso usar este como mando a distancia.

Fuji X100T

Es un clásico, con un visor óptico y su objetivo fijo de 35mm. Con conectividad wifi en sus cámaras y transmisión de fotos al móvil. Su sensor APS-C de 16 megapíxeles responde adecuadamente, incluso cuando la luz escasea. Algo a lo que también ayuda la potente luminosidad que posee su objetivo. Precio aproximado 1.350 dólares.



Pentax K3 II

La cámara réflex de formato APS-C más avanzada de Pentax recurre a una curiosa estrategia para enviar fotos o controlar sus funciones con un móvil de Android o un iPhone: una tarjeta denominada Flucard es capaz de dotarla de conexión wifi al insertarla en una de sus dos ranuras SD. Contiene un GPS que en combinación con el sistema de estabilización de imagen facilita la realización de fotografías astronómicas. Precio: Sin objetivo 1.100 dólares. Con el objetivo 1.200.



Olympus OM-D E-M5 Mark II

Esta cámara sin espejo pensada para profesionales está entre las más punteras que ha lanzado Olympus hasta la fecha. Con una reducida dimensión de los objetivos. Su conectividad permite manejar desde un móvil Android o un iPhone para fotografiar en modo Bulb o grabando video. Precio: Sin objetivo 1.099 e. Con objetivo 1.299 e.



Panasonic Lumix DMC-CM1

Es un dispositivo híbrido entre una cámara compacta avanzada y un teléfono con sistema operativo Android. Sensor de imagen de una pulgada y 20 megapíxeles, su objetivo Leica, control manual y la posibilidad de grabar archivos RAW (imagen de máxima definición) la alejan bastante de lo que ofrece cualquier otro teléfono del mercado. Graba video a una resolución de 4K (3840x2160). El visor cuenta con resolución Full-HD. Precio: 880 dólares.



Nikon D7200

Con sensor APS-C, semiprofesional de 24 megapíxeles, hereda el mecanismo de enfoque de 51 puntos de algunas cámaras profesionales. Cuenta con wifi para captar imágenes de forma remota y enviarlas a un móvil. También dispone de un sistema de transmisión NFC a un teléfono compatible que esté cerca y permite transferir directamente la imagen. Precio: Con objetivo 1.470 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada