13 diciembre 2015

Ciberbullying en niños

La conducta de los niños es cada vez más diversa en comparación a otros años atrás, incluso la forma que tienen de reaccionar con sus iguales o personas adultas es alarmante, no temen a las represalias y las conductas que demuestran son cada vez más agresivas.

Los niños encuentran diversas maneras de insultarse especialmente cuando surge un conflicto entre éstos, hoy en día podemos ver no sólo daños físicos o que se agredan entre ellos, sino también maltrato psicológico, que puede llegar a tener grandes consecuencias.

El acoso que se puede presentar entre niños sin que intervenga un adulto se conoce como ciberbullying, en el que se manifiestan actos de chantaje, insultos humillaciones por medio del internet, celulares u otro tipo de tecnología con la que se cuenta hoy en día.

El ciberbullying puede tornarse peligroso ya que la persona que humilla, ofende, etc. se encuentra en anonimato y esto ocasiona que se puedan presentar roles imaginarios y reacciones diferentes, la persona afectada puede pensar que lo siguen todo el tiempo.

Incluso puede llegar a equivocarse y culpar a otro niño por lo que le pasa, se crea bastante susceptibilidad con el entorno que le rodea porque empiezan a desconfiar de cualquiera de sus amigos, incluso pueden llegar a perder la confianza que tenían hacia algunas personas.

El ciberbullying puede comenzar de distintas maneras, por ejemplo un niño puede subir una fotografía de la víctima y dar a conocer en su entorno o también pueden ser fotomontajes, algo que perjudique o avergüence a la víctima.

Usurpar claves de correos electrónicos y en nombre de la persona publicar declaraciones ofensivas, hacer circular rumores en el que se afecte el comportamiento de la víctima y que las demás personas reprochen su forma de actuar.

Una manera de evitar el ciberbullying, es controlando el uso de la tecnología a los niños conforme a su edad y que se establezcan horarios para sus uso, tener conocimiento de los amigos que tienen, con quienes se comunica, se debe evitar que los niños se comuniquen con personas desconocidas, supervisar constantemente las publicaciones que hacen porque pueden ser usadas por terceras personas y ayudar en el autocontrol, es decir que no respondan a acusaciones porque sólo se propaga o alarga el acoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada