28 diciembre 2015

2015 fue el año del Made in Bolivia en software y robótica

Si uno se dejara guiar por cábalas y señales, era de suponer que las sonrisas tímidas de Erika Mamani (de 12 años) y Esmeralda Quispe (13) -quienes crearon un brazo hidráulico- significaban un buen augurio para el desarrollo tecnológico en Bolivia este 2015.

Su caso dio la vuelta al mundo y se las conoció como las niñas inventoras de Ancoraimes, un municipio altiplánico que desde este año dejó de ser sólo un punto en el mapa.

Así como ese proyecto se hizo conocido, en el transcurso del año más de 50 desarrollos tecnológicos lograron visibilidad y reconocimiento. Un brazo robótico que funciona mediante el smartphone, un campesino que protagoniza el Mario Bros a la boliviana y un auto solar que arrancó desde El Alto y que llegó hasta Sucre, son algunos ejemplos de lo que dejó esta gestión.

Página Siete trabajó a lo largo del año con distintos actores vinculados a esta área. El objetivo: hacer visible una tendencia que de a poco se asienta en el país. En todos estos meses los lectores se encontraron con diferentes historias y diversos perfiles de las y los creadores.

La quinta semana de este año se publicaba uno de los primeros reportajes que daría pie a lo que se vendría. "Nace una academia que busca formar niños programadores”, tituló esa nota donde Daniela García (de 31 años) y Adriana Zegarra (36) daban la noticia del nacimiento de Codemia. De ese centro de enseñanza surgieron más de una veintena de proyectos de los cuales se destacan "Penales al arco”, "Salvando el lago”, e incluso un juego sobre la Guerra del Pacífico; todos estos desarrollos hechos por niños y niñas de entre 11 y 14 años.

Entre los desarrolladores más prolíficos que se hicieron conocer este año está Wilson Quispe Alanoca, un joven estudiante de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Pública de El Alto, quien incluso fue invitado a un concurso de la IBM. En su portafolio destacan los juegos Manq’asa jalasa (Mario Bros a la boliviana), T’ijuña Kart, un juego de carreras donde Evo Morales, Samuel Doria Medina y Soledad Chapetón compiten, y una app para votar en elecciones universitarias, entre otros.

Desde Cochabamba y al ritmo de una buena salsa, Sanghy, el robot bailarín, hizo funcionar cada uno de sus circuitos para no desentonar con el desarrollo tecnológico de este 2015. También en esa urbe fue concebido -tras el duodécimo intento- Jarvis 12, un brazo robótico que se controla desde el celular. Ambos prototipos fueron creados por miembros de la empresa Sawers Technology.

Una app que permite sacarse fotos con dinosaurios, muchos robots "resuelve laberintos”, una impresora 3D y un juego donde un minero debe enfrentarse al Tío de la mina son otros ejemplos de que éste fue el año en que la tecnología Made in Bolivia se hizo más que visible.

Los dispositivos

Apps Televisa encargó una app a una firma boliviana; se creó una app para conocer resultados de la Liga, y un estudiante creó una app para votar en elecciones universitarias.

Juegos Avelino, un juego donde un minero es protagonista. Una niña de 13 años creó un juego basado en la Guerra del Pacífico. Crearon un juego sobre Petardo, el perro que acompañó la marcha de Comcipo.

Punto de vista
Eliana Quiroz Ciberactivista
Ha sido un año donde la gente mostró innovación

Creo que, sobre todo, hay temas pendientes. Creo que se han hecho unos avances del Estado, lo cual me parece bien, me parece que ha sido un año donde la sociedad, la gente, ha comenzado a mostrar innovaciones en robótica, aplicaciones, etc.

Pero creo que faltan varias cosas del lado del Gobierno y del lado de las empresas. Creo que un tema principal es el de conectividad, de fibra óptica.

Yo diría, bien por los logros. Hay logros destacables. La rebaja de tarifas es súper interesante, pero hay que mejorar la calidad. Después, me parece bien que haya innovaciones, aplicaciones, etcétera, pero no creo que estén conectadas a un mercado global. Por lo tanto, es interesante ver a dónde se está vendiendo eso, a qué sector de innovación, qué tipo de innovación se está logrando, cuál es el valor dentro del mercado... creo que está faltando eso.

Hay varias iniciativas, pero ¿qué hacemos con esas iniciativas?, ¿dónde van esas iniciativas? Incluso el Estado se ha metido en los Hackatones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada