24 octubre 2015

CONCURSO INTERNACIONAL NIKON SMALL WORLD 2015 Las mejores microfotografías

El detalle del polen en el ojo de una abeja, cápsula de esporas en un musgo y el colon de un ratón colonizado con microflora humana, son algunas de las 20 microfotografías que muestran una rica visión de un mundo que normalmente no es perceptible por el ojo humano y que fueron seleccionados como finalistas del concurso internacional Nikon Small World 2015.

La tecnología nos ha permitido descubrir que más allá de lo que nuestros ojos pueden ver, hay un mundo microscópico que esconde pequeñas maravillas de extraordinaria belleza. El Nikon Small World 2015 es un concurso en el que se premian las mejores imágenes microscópicas del año, donde confluyen arte y ciencia.

El mundo es un sitio impresionante por su nivel estético escondido en los pequeños detalles, esos que pasan desapercibidos por el ritmo cotidiano de la vida moderna.

Todos los años, Nikon realiza este concurso dedicado a las fotos tomadas con microscopios electrónicos capaces de revelar los detalles más ínfimos del mundo que nos rodea: partes de insectos, esporas, bacterias y más.

Este concurso se celebra desde 1974 y en la presente edición se recibieron más de 2.000 fotografías enviadas desde 83 países que van desde compuestos químicos hasta muestras biológicas, cada una de ellas es diferente y todas tienes diversas formas.

En esta edición, el jurado galardonó las 20 mejores imágenes acompañadas por 12 menciones de honor y 56 selecciones de distinción.

Este año las ganadoras se distinguieron por haber sido capturadas, la mayoría, dentro de un laboratorio.

Ganadores

De entre la veintena de finalistas, la imagen aumentada 120 veces del ojo de una abeja cubierto de polen –obra de Ralph Claus Grimm, profesor de universidad, apicultor y fotógrafo autodidacta– fue la que más sedujo al jurado, tanto por su gran calidad técnica como por su laboriosa ejecución. “En cierto modo me siento como si esto nos diera una visión de cómo se ve el mundo a través del ojo de una abeja”, explica el ganador.

El segundo puesto fue para una fotografía que muestra el colon de un ratón invadido por un microbio intestinal humano, realizada por un equipo de la facultad de Medicina de Stanford, mientras que el tercer galardón cayó en manos de Igor Siwanowicz por su macro de la boca de una utricularia gibba, una planta carnívora de agua dulce.

Un tumor en el cerebro de un ratón, la cápsula de esporas de un musgo, estrellas de mar diminutas o embriones de salmonetes son otros de los curiosos protagonistas de los premios Nikon Small World de este año.

A continuación disfruta de los primeros 10 lugares de la competencia. Se pueden ver más fotografías del concurso que no llegaron al décimo puesto en el enlace: http://www.nikonsmallworld.com/galleries/entry/2015-photomicrography-competition/11

No hay comentarios:

Publicar un comentario