20 septiembre 2015

Thaer, boliviano que trabajará en la sede de Facebook de Londres

Thaer Latif, de 26 años, no desaprovechó la oportunidad de trabajar en la firma Facebook. Este boliviano, ingeniero de sistemas, se irá a fin de año a Londres, Inglaterra, a una de las sucursales de este emporio de internet. Su meta a futuro es construir su propio "monstruo del software”.
"Todos estudiamos pensando en que algún día vamos a ir ahí y el momento en que se presenta la oportunidad lo haces sin pensarlo”, afirma Latif, quien fue recomendado por su amigo Gabriel Rea, otro boliviano que trabaja en Facebook.
Cuando Latif se enteró de la noticia, a principios de febrero de este 2015, cuenta que estaba shockeado puesto que uno de sus sueños fue trabajar en una empresa grande en el ámbito del desarrollo de software.
En el transcurso de los últimos meses le comunicaron finalmente que su destino no sería Estados Unidos, como se había previsto en un inicio, sino Inglaterra.
"Al principio estaba shockeado porque mi reclutador tiene un sentido del humor entretenido. Me llamó y me dijo: hemos revisado todas tus entrevistas y lastimosamente... te vas a tener que mudar a California. Mis papás estaban muy felices porque igual estaban al tanto del proceso”, cuenta.
Relata que de niño y adolescente tuvo una ligazón importante con el ajedrez y que esto lo llevó a desarrollar mejor su percepción y razonamiento "táctico espacial”. Justo en la época en que movía peones, caballos y alfiles, la empresa en la que hoy recala veía sus primeras luces -en 2004- como un sistema de comunicación estudiantil.
En la actualidad, Facebook supera los 1.400 millones de usuarios en todo el mundo. Latif cuenta que cada año existe un sinfín de postulantes a cargos vacantes en esta empresa, pero que pocos son los afortunados puesto que existen muchos filtros y que sólo los mejores son elegidos.
"Si uno quiere llegar a ser bueno tiene que dedicarle al estudio muchas horas. Siempre habrá oportunidad para la gente que estudia y más aún ahora que hay más oportunidades para que la gente que quiera sobresalir lo haga por su cuenta”, reflexiona.
Una vez que aterrice en suelo londinense lo primero que hará será establecerse en el apartamento que le tienen preparado. Sin embargo, este ingeniero no quiere dejar ningún detalle suelto para esta nueva etapa de su vida como desarrollador; por ello ya repasa el idioma e incluso en sus planes está tomar clases de conducción.
Según explica, las primeras seis semanas de estadía serán para entrenamiento de los "nuevos reclutas”. En este periodo, él y otros programadores se capacitarán en diversas disciplinas del campo del software en general. Al final -con una consulta de por medio a los noveles trabajadores sobre su campo preferencial- la empresa ícono de las redes sociales les asignará un campo de acción.
"Firmé aceptando la oferta, el contrato en sí me imagino será cuando esté allá en Inglaterra. A mí me gustaría trabajar en ‘Front end’ que es la parte que el cliente ve, como manejar datos, usabilidad y experiencia de usuario”, comenta.
Desde la experiencia de trabajar en una empresa de desarrollo en La Paz ve que existen muchas personas talentosas en esta área que se caracteriza por su alta capacidad a la hora de emprender un proyecto. El llegar a esta instancia es algo que siempre quiso y buscó. Considera que se trata de un sacrificio -de tiempo de estudio- que tendrá una recompensa muy valiosa.
Afirma que es un paso más dentro de su formación académica y práctica en el mundo del desarrollo. Pero sus metas tienen un horizonte más grande de lo que alguna vez imaginaron sus amigos e incluso sus familiares. Una vez establecido en el negocio piensa abrir su propia empresa de software y dejar en alto el nombre de Bolivia.

"Creo que todos los ingenieros de software sueñan con tener su propio start up (negocio personal). Yo sueño con crear mi propio monstruo de software; ésa es una de mis metas ambiciosas y realistas a futuro”, se desafía Latif.

Punto de vista
Mario Durán CH.
Ciberactivista
"Es un ejemplo para los jóvenes”
Thaer Latif es un ejemplo para los niños, niñas y jóvenes en el país. Latif es parte de los equipos bolivianos de programación competitiva que participan en concursos internacionales del área. Participó, por ejemplo, en hackatones y fue parte de una start up que fue adquirida por inversores del Silicon Valley.
Son tiempos en que empresas de software millonarias buscan talento e inteligencia en todo el mundo, por lo que los jóvenes deben formar su inteligencia con disciplina, metas elevadas, una computadora y conexiones de internet de calidad. Así también una meta como sociedad debería ser formar mil programadores de élite por año, los siguientes tres años y duplicar la meta sucesivamente, para así poder transitar hacia la economía basada en el conocimiento.

HOJA DE VIDA

Inicios Thaer Latif Canelas nació en La Paz el 26 de septiembre de 1989.
Estudios Es bachiller del colegio Amor de Dios. Estudió en la EMI y pasó a la Universidad Católica para culminar sus estudios en ingeniería de sistemas.
Trabajo Desde noviembre trabajará en Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada