05 septiembre 2015

Convierten televisor común en ordenador

Parece que todo el mundo se ha vuelto loco con Windows 10. Después del patinazo de su antecesor, parece que Microsoft ha dado en el clavo y ha creado un sistema operativo rápido, seguro y fácil de usar, justo todo lo contrario que Windows 8. Para ellos parece pensado el último producto de la compañía Asus, que permite utilizar Windows 10 pero sin necesidad de dejarse el dinero en un portátil o en un equipo de sobremesa. Se trata de VivoStick, un pequeña memoria que conectada a un televisor lo convierte automáticamente en un ordenador con Windows 10 instalado.

VivoStick parece un pendrive XL. Su tamaño es de 13,7 centímetros y su peso, 70 gramos. Pero aunque sus medidas son curiosas -es más grande que su rival, el Chromecast de Google- lo más interesante está en su interior: tiene 32 Gb de memoria de almacenamiento, 2 GB de RAM, un conector jack de 3,5 mm para poder usar unos auriculares o unos altavoces y lo más revolucionario: dos puertos USB (la competencia suele tener uno o ninguno), para conectar un disco duro externo, un ratón o un teclado.

El VivoStick se conecta a la televisión mediante un puerto HDMI. Al encenderlo, veremos en la pantalla el escritorio de Windows, como si fuera un ordenador cualquiera. Gracias a su procesador Intel Cherry Trail, pensado en origen para funcionar en tabletas Android, los usuarios podrán navegar, ver vídeos o reproducir archivos de audio o películas… y poco más, porque tampoco tendrá la potencia suficiente como para poder hacer funcionar videojuegos o realizar tareas más exigentes, como editar vídeo.

Además, sus usuarios se podrán conectar a Internet gracias a su receptor Wifi 802.11 b/g/n integrado. También podrán usar teclados o ratones inalámbricos gracias a la conexión Bluetooth.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada