08 septiembre 2015

Bolivia no parece estar lista para la muerte del Adobe Flash

Las señales son cada vez más claras: Adobe Flash es un producto destinado a morir. Las vulnerabilidades más recientes siguen poniendo a prueba la paciencia tanto de usuarios como empresas, ya que el plugin sigue omnipresente en la mayoría de dispositivos electrónicos, ocasionando no pocos problemas de seguridad.

¿En qué nos basamos para emitir este veredicto? Considere la postura de las mayores empresas tecnológicas:

• En julio 2015, el programa de navegación Mozilla decidió bloquear el uso del plugin Flash dentro del navegador Firefox, actualmente usado por más del 10 por ciento del total de internautas (datos de analytics.usa.gov).

• La compañía estadounidense de comercio electrónico Amazon anunció que desde el 1 de septiembre 2015 (fecha ya pasada) dejaría de aceptar anuncios en Flash en su plataforma digital.

• La gigante de servicios de internet Google decidió el bloqueo automático del plugin Flash en su popular navegador Chrome también a partir del 1 de septiembre pasado.

• Alex Stamos, jefe de seguridad de Facebook, instó a Adobe desde su cuenta de Twitter a “matar” a esta tecnología

• Youtube y Twitch aprobaron recientemente el cambio de vídeo a HTML5

• Microsoft retira el soporte a Silverlight (tecnología parecida a Flash) en el nuevo navegador Edge, incluido en Windows 10

En Bolivia

¿Qué impacto tendrá en Bolivia el inevitable fin de Adobe Flash?

Hay al menos tres sectores que van a sufrir las consecuencias del abandono de esta tecnología:

1. Profesionales: Es sabido que muchos programadores siguen desarrollando páginas en Flash, obteniendo diseños no responsivos y poco compatibles con SEO. ¿Es real este dato?

Una simple búsqueda de “expertos” en diseño web arroja el siguiente dato: hasta un 70 por ciento de las empresas incluidas en los primeros 50 resultados de búsqueda son empresas nacionales de hosting y diseñadores que siguen usando el Flash como reclamo publicitario e índice de “profesionalidad”.

2. Educación: En el sector educativo, el panorama es desolador: en varias universidades del territorio nacional se sigue enseñando Dreamweaver para diseño web Flash en las carreras de ingeniería informática, de manera que seguirán formándose nuevos ingenieros en una tecnología caduca y destinada a ser retirada muy pronto.
Por otra parte, en el mercado laboral, se siguen valorando conocimientos de esta plataforma en muchas ofertas de trabajo.

3. Empresas: Para las empresas, la muerte de Flash va a suponer un desafío: ¿seguirán con sus webs obsoletas hechas en esa tecnología con todas las dificultades que conlleva la actualización de sus contenidos, o se decantarán por presentar nuevas versiones más acordes a la tendencia tecnológica actual?

Los datos indican que el mercado boliviano no parece estar preparado todavía para el abandono definitivo de la tecnología Adobe Flash.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada