21 septiembre 2015

Asus ROG G20CB

Les presentamos el Asus ROG G20CB es una computadora con una propuesta diferente. Una PC orientada a su uso para juegos que apuesta por un formato muy compacto que sorprende desde el primer vistazo. Pero eso no significa que la compañía taiwanesa haya olvidado el apartado técnico. Y es que el ROG G20CB de Asus incorpora uno de los últimos procesadores de sexta generación de Intel Core, junto a una tarjeta gráfica dedicada NVIDIA GeForce GTX 980 para hacer frente a todos los juegos actuales. Otras características interesantes son sus distintas configuraciones de almacenamiento, con su opción de incorporar una memoria SSD de tipo M.2 con el que se multiplica el rendimiento hasta en cuatro veces respecto al SSD tradicional.

El gran atractivo del nuevo Asus ROG G20CB se encuentra en su diseño compacto small form factor. Un concepto de diseño que hasta ahora prácticamente no habíamos visto en una computadora de escritorio dedicada para gaming, ya que por lo general estos equipos apuestan por tamaños superiores. Pero la mejora en la arquitectura de los chips de Intel están permitiendo crear diseños cada vez más versátiles. El ROG G20CB incluye uno de los últimos procesadores Intel Core Sky Lake de la sexta generación (hasta Intel Core i7), una generación que aumenta en un 23% la eficiencia y el rendimiento en un 10%. Esto se combina con 4 GB de memoria dedicada.

El aspecto del ROG G20CB es revolucionario con las líneas muy anguladas y una forma que recuerda al aspecto de una consola futurista. Aquí tampoco podían faltar los habituales guiños al mundo del gaming con toques en rojo lava y una franja interna donde se colocan las principales conexiones del equipo. Todo ello en un chasis de 9,5 litros que favorece su despliegue en cualquier rincón de la habitación. Otro de los puntos fuertes de este equipo se encuentra en sus diferentes opciones de almacenamiento. Los usuarios pueden optar por una configuración en formato de disco duro con hasta 3 TB de espacio o bien por una memoria de tipo SSD con una capacidad de 256 GB. Pero sobre todo, la configuración más interesante es la que apuesta por una memoria SSD M.2 PCIe de tercera generación que alcanza un rendimiento cuatro veces superior al SSD tradicional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada